Adaptación de productos y servicios financieros para los más necesitados

Productos y servicios financieros dirigidos a hogares de bajos ingresos

Adaptación de productos y servicios financieros para los más necesitados Adaptación de productos y servicios financieros para los más necesitados

Jessi Wild Sneller, diseñadora en el programa de Salud Financiera en IDEO.org, explica cómo es posible adaptar productos y servicios financieros para los más más necesitados y cómo se trabaja en la búsqueda de una asociación para poder llevarlos a cabo. En este sentido, sus colaboradores van desde startups formados por sólo cuatro personas hasta grandes empresas internacionales.

Se comienza teniendo en cuenta aquello que requieren las personas con bajos ingresos y, también, valorando que cada uno de sus socios tiene una misión, visión y estrategia diferente. Los productos y servicios financieros deben ser deseables, viables y factibles para sus socios.

Un claro ejemplo de su trabajo se realizó en Camboya. La organización trabajó con la institución de microfinanzas Amret y se creó una cuenta de ahorro basada en objetivos que satisfacía los deseos de los agricultores de bajos recursos económicos.

En Zimbabue se dieron cuenta que los agricultores tampoco lograban pagar las tarifas escolares de los niños. Se trabajó con Econet, una empresa de telecomunicaciones, para diseñar un producto móvil de ahorro y crédito que permite a los padres pagar las cuotas del colegio a tiempo. De esta forma, las escuelas disponen con la totalidad de las cuotas pagadas. Aunque los padres pagan una pequeña tarifa de transacción, la mayor parte del coste del producto corre a cargo de las escuelas, que ahora pueden administrar sus balances de forma más sistemática. En este caso la adaptación de productos y servicios financieros fue todo un éxito.