X

Degas, Edgar

Nacimiento: París, 1834

Fallecimiento: París, 1917

Descripción:

Primogénito de tres hermanos, nació en París, en un entorno familiar acomodado. Allí, estudió en el Lycée Louis-le-Grand, y continuó su formación asistiendo a clases en la facultad de Derecho, tal y como esperaba su padre. Pero la vocación artística de Degas fue más fuerte que los deseos familiares y pronto comenzó a mostrar aptitudes que le llevaron a abandonar la jurisprudencia.

En 1853 ingresó en el taller del pintor Louis Lamothe, discípulo de Jean-Auguste-Dominique Ingres, y dos años después se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, a la que renunció al poco tiempo para trasladarse a Italia, donde se formó de manera autodidacta.
En 1859 volvió a la capital francesa, iniciando un periodo en el que dedica su producción a pinturas de historia y retratos, temas académicos que abandonó con el transcurrir del tiempo, para centrarse en motivos contemporáneos. Desarrolló, así, una obra basada en escenas de ballet, cafés, bañistas y planchadoras.

Hacia 1868, frecuentó las tertulias del Café Guerbois, presididas por Édouard Manet, con el que había coincidido años antes, y allí se relacionó con Auguste RenoirCamille PissarroClaude Monet y Alfred Sisley, entre otros.
En 1870 y como consecuencia de su participación en la Guerra franco-prusiana, sufrió una lesión óptica, que iría degenerando progresivamente.

Tras una breve estancia en Londres y un viaje a Nueva Orleans, regresó a París, donde en 1874 participó en la primera de las ocho exposiciones independientes celebradas al margen del Salón oficial, gestada por el grupo impresionista. Poco a poco las tensiones entre los participantes de las muestras se irían acrecentando, y Degas, paulatinamente, se iría apartando de ellos, convirtiéndose en un personaje solitario y amargado, afectado por numerosas enfermedades.
El fallecimiento de su padre en 1874, descubrió una grave crisis económica en el seno familiar, obligando a Degas a vender su pintura para poder subsistir.
Hacia 1880, se agravaron sus problemas de visión, lo que le llevó a trabajar con dos medios nuevos que no requerían gran precisión visual: la escultura y el pastel.

La llegada del nuevo siglo nos mostró a un Degas ultra conservador y tradicionalista, con escasa producción artística, que detuvo definitivamente hacia 1912. En esta última fase se dedicó a coleccionar obras de distintos autores, intercambiándolas incluso por las suyas, llegando a reunir una interesante colección.
Pasó los últimos meses de vida postrado en la cama y abandonado por su ama de llaves, falleciendo el 27 de septiembre de 1917.

Isabel Menéndez