X

Rivas, Humberto

Nacimiento: Buenos Aires, 1937

Fallecimiento: Barcelona, 2009

Descripción:

Humerto Rivas fue un fotógrafo argentino, esencial para comprender el mundo de la fotografía en España a partir de la década de los 70.

Comenzó sus estudios en 1951 centrados en la pintura y el dibujo, para poco después, interesarse por la fotografía.  En 1954 comenzó a trabajar como aprendiz en una agencia publicitaria, y un año después, pudo comprarse su primera cámara, una Argus de 35mm de óptica fija. En 1959, comenzará a utilizar una Rolleiflex 6x6 que le permitía afrontar mayores retos. Desde sus comienzos es distinguible la influencia de grandes fotógrafos como Diane Arbus o Richard Avedon.

Su primera exposición no fue de fotografía, si no de pintura y dibujo, en 1958, en la Galería Lirolay. Un año después, tuvo su primera oportunidad para exponer su obra fotográfica en la Galería Galatea. Pocos años más tarde, en 1962, Juan Carlos Distéfano, por aquel entonces director del departamento de diseño del Instituto Torcuato Di Tella de Buenos Aires, le propuso dirigir el departamento de fotografía de dicho centro de arte contemporáneo. Por aquel lugar pasaron muchas de las grandes mentes de la cultura Argentina como Jorge Luis Borges, Roberto Aizenberg o Ruben Fontana. Fue aquí donde comenzó a desarrollar su propia estética,  intentando sacar a la luz el lado oculto de los retratados, para más adelante empezar a introducir en su obra cuestiones tales como la poética del silencio y de la ausencia.

Fue por aquellos tiempos, cuando conoció al fotógrafo Anatole Saderman, a quien consideraría su maestro  y que será trascendental en el devenir de su evolución como artista.

Desde el principio, sintió verdadera fascinación por el cine, especialmente por el director Ingmar Bergman, y por Sven Nykvist, iluminador de las películas del director sueco, por su tratamiento de la luz.

En 1974, realizará un viaje por el norte de Argentina, fruto del cual es la carpeta titulada “Norte”, con fotografías de gentes y paisajes de Jujuy, Tucumán y Salta. A partir de entonces, su carrera como fotógrafo desarrollará esencialmente estas temáticas. 

El golpe de estado en Argentina en 1976 supuso un antes y un después en la vida de Humberto Rivas, puesto que debido a su oposición al nuevo régimen, se vio forzado a abandonar su Argentina natal junto con su familia y trasladarse a Barcelona en febrero de ese mismo año, donde América Sánchez sería su gran apoyo al principio, ya que llevaba un tiempo instalado allí.

Su llegada impactó  muy positivamente el medio cultural de la ciudad, especialmente en el ámbito fotográfico, puesto que la tónica habitual en la España hasta los 90, era que debido a la falta de consideración por la fotografía, los mismos fotógrafos actuasen como críticos, comisarios, galeristas e investigadores, lo que contrastaba en gran medida con el panorama europeo del momento.

En 1982 participó en el lanzamiento de la primera edición de la Primavera Fotográfica de Barcelona, acontecimiento pionero en España, que comenzó a situar a la fotografía en un lugar preeminente dentro de la vanguardia artística.

En Barcelona continuó centrándose en su trabajo como retratista, llegando a fotografiar a personalidades como Joan Miró, Josep Tarradellas, Salvador Espriu o Antoni Tàpies. Al mismo tiempo, y cada vez con mayor intensidad, comenzará a explorar el tema del paisaje, especialmente el urbano, y hasta los 80, enunció una poética intensa del paso del tiempo y del tratamiento de la luz, que convirtieron  sus paisajes en iconos del arte contemporáneo. También abordó otras temáticas como la naturaleza muerta (flores marchitas y objetos aislados y abandonados en el tiempo y el espacio)

El tratamiento de algunas de sus imágenes nos remite a la obra de artistas como Rembrandt, Durero o los bodegones de Francisco de Zurbarán.

Ya en su madurez, profundizará en la obra del poeta Fernando Pessoa, tomando como eje central el “Libro del desasosiego”. También destacará su interés por la obra “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust.

En 1999 realizará una serie sobre la Guerra Civil española, compuesta de 56 fotografías, que mostraban el rastro que la contienda dejó en el país. Lugares como Belchite, Figueres o Lleida, aparecerán bien reflejados a lo largo de esta serie.

En su última etapa, desde el 2000 hasta su muerte en 2005, acentuará los matices del negro, demostrando su extraordinario dominio del claroscuro y la iluminación.

 Texto extraído del catálogo