X

Domínguez, Óscar

Nacimiento: San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife, 1906

Fallecimiento: París, 1957

Descripción:

En 1927, Óscar Domínguez fue enviado a París para organizar la exportación del negocio platanero paterno. Se alojó en casa de su tía, casada con un pintor. Pronto empezó a frecuentar a los artistas de Montparnasse, acercándose al círculo surrealista de Breton, y conoció a Paul ÉluardMan Ray y Wifredo Lam. En 1928 expuso en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife con la francesa Lily Guetta.

Además de trabajos de ilustración, en 1929 realizó sus primeros cuadros bajo la influencia surrealista de DalíTanguy y Max Ernst. En 1933 celebró su primera individual en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife, auspiciada por el grupo de Gaceta de Arte. En 1934 se sumó al círculo de Breton, incorporando al surrealismo referencias al paisaje canario. En 1935 participó en la Exposición Surrealista de Santa Cruz de Tenerife, organizada por Westerdahl, en la que firmó el manifiesto Du temps que les surréalistes avaient raison.

En esta etapa, se impuso en el exclusivo París de los surrealistas con sus decalcomanías y sus espléndidos objetos surrealistas de 1934-1935, algunos de los cuales se mostraron en 1936 en la Exposition Surréaliste d’Objets de la Galerie Charles Ratton. Las decalcomanías, que partían de un procedimiento nacido del azar, producían un sugerente resultado abierto a la interpretación. Esta técnica se difundió rápidamente en los círculos surrealistas e influyó en la pintura informal de la década de 1950. Además, Domínguez realizó obras en las que se servía de plantillas y delimitaban más la interpretación; son sus “decalcomanías automáticas de interpretación premeditada”.

Durante la Guerra Civil permaneció en su isla natal hasta que logró escapar a París. Fue, en todo caso, uno de los más decididos animadores del surrealismo español. De 1938-1939 data su período cósmico; introdujo formas cristalizadas y estructuras reticulares en su obra. Al mismo tiempo, elaboró con Ernesto Sábato la Teoría de la petrificación del tiempo.

Durante la Segunda Guerra Mundial se trasladó a Marsella, con intención de viajar a Estados Unidos. De regreso en París, colaboró con el grupo La Main à Plume. Posteriormente rompió con el surrealismo de Breton en defensa de la postura política de Éluard. A principios de los cuarenta, la influencia metafísica de De Chirico y Picasso se dejó sentir en su obra, aunando surrealismo y cubismo. En esos años ilustró con aguafuertes Poésie et vérité, de Éluard y publicó también su propio libro de versos, Les deux qui se croisent. Tras la guerra, se le rindió homenaje en exposiciones en Alemania y Checoslovaquia.

En el último año de su vida trabajó en los límites de la abstracción y reavivó su interés por el automatismo. Con el físico deformado y aquejado de fuertes dolores por la acromegalia que padecía, se suicidó en París durante la fiesta de Nochevieja de 1957.

Noemi de Haro