Acompañando a nuestros mayores

Gracias a la labor de voluntarios, muchas personas mayores ya no se sienten solas

La Fundación Amigos de los Mayores, tiene claro que ofrecer apoyo emocional a personas mayores que están o se sienten solas puede impedir que se aíslen de su entorno social y mejora su calidad de vida. Muchos voluntarios trabajan para ello.

La Fundación Amigos de los Mayores ofrece apoyo emocional a personas mayores solas para impedir que se aíslen de su entorno social La Fundación Amigos de los Mayores ofrece apoyo emocional a personas mayores solas para impedir que se aíslen de su entorno social

A veces la soledad no es elegida. Con tu ayuda queremos fomentar la integración y participación social de nuestros mayores.

Cientos de miles de personas mayores viven diariamente en soledad y este aislamiento provoca un efecto negativo en su bienestar psicológico. La Fundación Amigos de los Mayores trabaja para ofrecerles compañía y afecto, ayudándoles a seguir sintiéndose parte activa de nuestra sociedad. 

Con tu ayuda podemos conseguir que 729 personas mayores, que sufren el aislamiento y la soledad, reciban acompañamiento activo y participen en las actividades que organiza la fundación para ofrecerles distracción y oportunidades de ocio.

DONA AHORA

La fundación cuenta con voluntarios que participan en un programa de acompañamientos que organiza visitas semanales a los domicilios o residencias en las que se encuentran personas mayores en situación de soledad. 

El objetivo de Amigos de los Mayores es llegar más lejos, ofreciendo a las personas mayores oportunidades de relación y entretenimiento, de esta idea nace el proyecto “Espacios de ocio y socialización para personas mayores solas” que propone acercar a las personas mayores de un mismo barrio, un programa de salidas culturales y talleres, organizar celebraciones en fechas señaladas como la navidad y establece turnos en las vacaciones para que los mayores puedan salir de su entorno y creen vínculos con los voluntarios.

Todas las actividades tienen el objetivo de acompañar, cubrir sus necesidades afectivas y fomentar el ocio inclusivo.

¿Podemos imaginar lo que supone, para alguien que se encuentra solo, un hecho tan simple como poder asistir a una merienda en su barrio o poder realizar una salida a un museo, una exposición o una obra de teatro?

Ayúdanos a hacerlo posible. A través del ocio inclusivo podemos mejorar su calidad de vida y hacerles sentirse acompañados.