Fundación Aladina

Dando consuelo a niños y adolescentes enfermos de cáncer

Dando consuelo a niños y adolescentes enfermos de cáncer Dando consuelo a niños y adolescentes enfermos de cáncer

“El día 14 de diciembre de 2016 se inauguró la nueva UCI Pediátrica del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid. Fue una renovación completa, modernizando la estancia y aportando nuevo material de monitorización y aparataje específico para el cuidado y tratamiento del niño grave. Esto pudo realizarse gracias a la generosidad de la Fundación Aladina fundamentalmente y otras aportaciones de empresas privadas (Cosentino, Fundación MAPFRE). Fundación MAPFRE colaboró con la donación de las camas y cunas (14 en total). Está donación ha supuesto que los pacientes estén más cómodos, accesibles a las técnicas que son necesarias para su diagnóstico y tratamiento, su correcta movilización durante su estancia en UCIP así como el traslado a realizar técnicas radiológicas complejas. Los familiares de estos niños graves, así como el personal que trabaja en la UCIP nos han informado que está UCIP renovada ha supuesto una mejora técnica, humana y de confortabilidad para el paciente, familiares y personal que trabaja en la UCIP”.

Ana Serrano, jefa de Servicio de la UCIP del Hospital Niño Jesús, conoce de primera mano las necesidades que tienen los niños y adolescentes con cáncer ingresados en este hospital. Y sabe que superar esta enfermedad no es fácil para el paciente ni para su familia.

Fundación Aladina, desde 2005, ayuda cada día a enfrentarse al cáncer a cientos de personas. Gracias a su equipo de profesionales más de 1.500 niños y sus familias reciben atención psicológica en los 12 hospitales españoles con los que colabora. La fundación cuenta con un equipo de cuatro psico oncólogas que da asistencia profesional y gratuita a los niños, a sus padres y hermanos, además de desarrollar un amplio programa de ejercicio físico. Gracias a sus voluntarios, también ofrece acompañamiento emocional y lúdico. Desde Sé Solidario apoyamos a la Fundación Aladina para que estos niños y sus familias encuentren compañía, diversión, y también consuelo.