Mundo Justo ofrece a personas en riesgo de exclusión nuevas ilusiones y razones para luchar

Me siento plena y orgullosa de ayudar

Mundo Justo ofrece a personas en riesgo de exclusión nuevas ilusiones y razones para luchar Mundo Justo ofrece a personas en riesgo de exclusión nuevas ilusiones y razones para luchar

“Hola, me llamo Carmen López y soy una de las usuarias de la asociación Mundo Justo. Llegue a la asociación hace 6 años, cuando me encontraba en una situación de dependencia de adicciones. En aquel momento mi vida estaba perdida, tenía un sentimiento de invisibilidad pero, como ser humano, algo dentro de mí me decía que tenía que cambiar. La asociación me dio esa oportunidad. No fue fácil pero hoy en día puedo decir que llevo una vida normalizada dentro de la sociedad y soy parte activa de las actividades que lleva a cabo la asociación, con las cuales me siento plena, orgullosa de hacer algo y, sobre todo, feliz de ayudar a los demás.

Desde el año 2010, a consecuencia de la crisis, la situación de la asociación no es buena por el recorte de las subvenciones. Pero sus voluntarios y profesionales no han dejado de luchar para que nosotros, los usuarios, llevemos una vida digna. Gracias a Fundación MAPFRE hemos solventado muchos problemas y, al igual que la asociación, hemos dejado de estar en riesgo de exclusión social. Eso es algo que me da mucho miedo porque no quiero volver a mi vida anterior y es difícil porque por la cabeza siempre se me pasan cosas con las que tengo que luchar diariamente pero, como bien me dicen, merece la pena. Hay dos vidas: la que llevo ahora y la que llevaba y no tengo dudas de que quiero esta. Levantarme con una sonrisa y acostarme sabiendo que duermo en un hogar, me hace vivir. Os doy las gracias por ayudar a una asociación que lucha por reducir la pobreza”.

Carmen López es una de las usuarias de Mundo Justo. Gracias a esta asociación ella y muchas personas más pueden llevar una vida normalizada. Mundo Justo dedica todos sus esfuerzos a luchar contra la pobreza y la exclusión social, proporcionando alojamiento y cobertura de las necesidades básicas y psicosociales a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social como madres en riesgo de exclusión y personas con adicciones. Además la asociación está especializada en ofrecer tratamiento a personas con trastornos de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia y patologías asociadas). Para llevar adelante su labor elaboran programas individualizados para cada persona y cuentan con la colaboración de voluntarios.

Desde Sé Solidario hemos participado en su proyecto Hogares para el futuro, que tiene el objetivo de ofrecer un hogar digno a todas las madres con hijos de 0 a 16 años en riesgo de exclusión social que se encuentran fuera de la red asistencial del Estado.

Estamos orgullosos de colaborar con Mundo Justo. Gracias por vuestra importante labor.