Gracias a la Unidad Móvil, más de 471 refugiados han podido recibir tratamiento

Alivio, ilusión y esperanza a domicilio

Gracias a la Unidad Móvil más de 471 refugiados han podido recibir tratamiento Gracias a la Unidad Móvil más de 471 refugiados han podido recibir tratamiento

"Con la UNIDAD MÓVIL creada gracias a esta gran iniciativa de Sé Solidario, compuesta por un fisioterapeuta y una trabajadora social (encargada de evaluación de necesidades y de la preparación de actividades inclusivas), y el alquiler de dos vehículos, conseguimos la provisión de servicios a “domicilio” (door-to-door) dentro y fuera de los campos de Za’atari y Azraq en el norte de Jordania, y atendimos a aquellos refugiados con discapacidad y con mayor dificultad para desplazarse a las clínicas de la Fundación Promoción Social en los campos con el fin de recibir tratamiento fisioterapéutico.

Gracias a los dos vehículos y al equipo se realizaron más de 850 sesiones de rehabilitación y fisioterapia a domicilio a 471 refugiados y/o población local vulnerable con discapacidad.

Pero el retorno para estas personas en su mayoría, niños y niñas, sólo se podría medir en términos de alivio de situaciones muy difíciles, inclusión y esperanza que la unidad móvil les ha llevado a las puertas de sus “casas” durante estos once meses.

¡Gracias Fundación MAPFRE!"

Desde 2013, la Fundación Promoción Social de la Cultura mantiene una clínica especializada en servicios de fisioterapia y rehabilitación para los refugiados con discapacidad en el campo de refugiados sirios de Za'atari (Jordania), donde las personas con discapacidad suponen, aproximadamente, el 15% del total de la población. En la clínica se atiende principalmente a niños y niñas con parálisis cerebral, que reciben servicios terapéuticos y psicosociales, medicinas y ayudas técnicas, como bastones y muletas o sillas de ruedas y dispositivos ortopédicos. Pero no todas las personas con discapacidad pueden acceder a esta clínica ya que en unos casos la distancia a la clínica es considerable y tendrían que pagar por el transporte y en otras ocasiones no tienen disponibilidad de cuidadores que puedan acompañarles y permanecer con ellos en la clínica mientras reciben tratamiento.

Gracias a la Unidad Móvil los pacientes, casi todos niños y niñas, pueden trasladarse desde los diferentes puntos donde viven hasta la clínica y recibir las sesiones de rehabilitación y fisioterapia que precisan, además de una gran dosis de alivio y esperanza.