¡Tu ayuda ha dado sus frutos! Gracias

Con tu gesto, 140 familias sirias ya disponen de dos litros agua potable al día en los campos de refugiados de Al-Farah y Ale Askar de Líbano

Agua potable para los refugiados Sirios en Líbano Agua potable para los refugiados Sirios en Líbano

Gracias a tu colaboración, hemos conseguido que más de 140 familias sirias que viven en los campos de refugiados de Al-Farah y Ale Askar dispongan de dos litros de agua potable al día.

Más de 4,8 millones de personas se han visto obligadas a abandonar Siria tras cinco años de Guerra civil. Muchas de estas personas han cruzado las fronteras refugiándose en el Líbano, un país con 4.400.000 habitantes, de los cuales el 30% son ahora refugiados. Este número tan elevado provoca un efecto devastador sobre las infraestructuras y servicios sociales del país, pues resultan insuficientes.

Uno de los problemas más graves a los que se enfrentan es la falta de agua potable. La población bebe el agua no potable destinada para lavar y cocinar. Además, las madres la mezclan con la leche en polvo que reciben como parte de la ayuda humanitaria para la alimentación de los niños. Estos hechos provocan un gran aumento de enfermedades, donde los más afectados son los más pequeños.

Las estructuras de las viviendas son muy precarias, lo que hace que los alojamientos sean muy calientes en verano y muy fríos en invierno. No tienen ni luz ni agua corriente de forma generalizada y la privacidad que las familias pueden llegar a tener es mínima. La electricidad proviene de unas líneas de cableado general al que algunas familias se conectan de forma rudimentaria y a menudo peligrosa. Las condiciones de vida distan mucho de ser seguras.

Con el dinero recaudado hemos ayudado a solucionar el problema del acceso diario al agua potable de estas 140 familias. Gracias a ti tendrán agua limpia para beber, para los biberones de los bebés, para evitar enfermar. Lo que para nosotros ha supuesto un gesto, para ellos ha significado mejorar enormemente sus condiciones de vida. Sin ti este proyecto no hubiera sido posible. ¡Muchas gracias!