La forma más saludable de realizar frituras. Siempre teniendo en cuenta que su consumo debe de ser moderado

La forma más saludable de realizar frituras La forma más saludable de realizar frituras
  1. Utiliza preferentemente aceite de oliva. Es más saludable y soporta bien las altas temperaturas.
  2. Aunque en términos ecológicos, es más sostenible reutilizar el aceite para realizar frituras, se recomienda que el aceite sea de primer uso, y esté limpio, o al menos, que no se reaproveche el mismo aceite más de tres veces. Si se usa reiteradamente, pierde parte de sus propiedades y nutrientes buenos para la salud, además de volverse más viscosos haciendo que el alimento absorba más aceite.
  3. Es importante cocinar con el aceite a temperatura alta. Así, se forma rápidamente una capa exterior crujiente en el alimento que evita que absorba demasiado aceite. Las frituras se realizan entre 175ºC y 200ºC, evitando que el aceite humee; el aceite se debe calentar a fuego moderado, jamás a fuego vivo.
  4. Si el aceite está demasiado caliente o si hay un exceso de tiempo de fritura, se produce una impregnación excesiva de grasa y la pérdida de nutrientes.
  5. Si fríes alimentos con un alto contenido de humedad (como pescados o croquetas) asegúrate de recubrirlos con una capa de harina o pan rallado para que resulten crujientes y queden libres de aceite extra.
  6. A la hora de realizar la fritura, asegúrate de que el alimento está seco y a temperatura ambiente, ya que es la manera más saludable de freír.
  7. Es aconsejable que trocees los alimentos en tamaños de 1 a 3 bocados.
  8. Al freír, procura que el alimento quede totalmente sumergido en aceite, para hacer una buena cocción en todo su conjunto.
  9. Utiliza una sartén preferentemente de acero inoxidable o teflón y no de hierro porque puede producir un aumento excesivo de la temperatura del aceite o, incluso, una condensación de humedad, provocando que el aceite salpique y provoque quemaduras en la piel. Cuando realices frituras, no tapes la sartén ya que los vapores que se condensan podrían alterar más el aceite.
  10. Una vez el alimento esté frito, trata de retirarlo con cuidado y colocarlo sobre un papel absorbente. Si deseas reutilizar el aceite acuérdate de colarlo rápidamente para que no queden residuos y procura guardarlo en un recipiente opaco y cerrado.