¿Pueden tomar los niños alimentos funcionales?

Como hemos indicado en el tema anterior, los alimentos funcionales son los que, independientemente de su valor nutritivo, ejercen un beneficio para la salud, bien mejorándola o reduciendo el riesgo de contraer cierta enfermedad.

Las condiciones que debe cumplir un alimento para ser catalogado de funcional son que sea seguro y que haya evidencia científica de sus beneficios para la salud en los determinados grupos de edad. Los probióticos, el alimento funcional más utilizado, que se encuentra presente en alimentos lácteos y zumos, pueden considerarse seguros.

Debemos ser prudentes de todas maneras en cuanto a su utilización diaria en los niños, aunque repetimos que en términos generales pueden ser considerados alimentos seguros. De cualquier forma, son necesarios ensayos clínicos a gran escala y bien definidos para obtener conclusiones definitivas y válidas. Actualmente, los probióticos están permitidos en las fórmulas de lactancia artificial de continuación, pero no en las fórmulas de inicio.

Tampoco es prudente la administración de probióticos a prematuros y niños inmunocomprometidos, así como a los usuarios de catéteres venosos centrales. Aunque los probióticos pueden ser muy útiles para trastornos muy específicos como la diarrea y la gastroenteritis aguda, se emplean y aconsejan indiscriminadamente para diversas situaciones sin evidencia clínica.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud