Si soy hipertenso, ¿debo evitar el café?

¿Qué hay de cierto en la creencia de que la cafeína aumenta la tensión arterial? En este sentido se han realizado varios estudios intentando demostrar la verdadera influencia de su sustancia activa, la cafeína, sobre la tensión arterial.

En un metaanálisis –análisis epidemiológico de calidad que intenta analizar los diferentes resultados de muchos estudios– se concluyó que, en efecto, la cafeína puede causar un pequeño incremento transitorio de la presión arterial. Sin embargo, consumos moderados no se asociaron a mayor riesgo de sufrir hipertensión.

El consumo habitual y continuado en el tiempo puede incrementar la presión arterial en algunos individuos, efecto que desaparece al disminuir la ingesta o al tomar café descafeinado.

Además, parece ser que el efecto de la cafeína es menor cuando se ingiere por medio del café que cuando proviene de otras sustancias (bebidas de cola, cacao...).

En resumen, las personas con hipertensión deben ser cautas en cuanto a la ingesta de café; consumos esporádicos sólo causan pequeñas oscilaciones transitorias en la presión arterial, pero consumos habituales y en cantidad sí ocasionan un efecto de incremento moderado en la presión arterial de algunos individuos.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud