Últimamente me siento muy cansada. ¿Podría ser que tuviera las defensas bajas?

La astenia o cansancio puede tener su origen en innumerables causas. Es muy popular la frase «tendrás las defensas bajas», pese a que realmente es una afirmación que no tiene demasiada base científica. Es frecuente la existencia de diferentes épocas del año en las que la persona se encuentra un poco más cansada de lo normal, bien sea por el exceso de trabajo, el estrés o el estado de ánimo, entre otros motivos.

La propia primavera puede causar una sensación de cansancio o fatiga, conocida como astenia primaveral. Deberemos consultar con el profesional cuando esta sensación de cansancio y de falta de energía se prolongue en el tiempo, es decir, cuando ya llevemos más de uno o dos meses y no la reconozcamos como normal en nuestro cuerpo. Tu médico probablemente realizará una analítica con los parámetros necesarios para poder identificar las causas.

Una de las razones más frecuentes de cansancio en las personas (sobre todo en chicas jóvenes y personas mayores) es la anemia. En las chicas, el sangrado menstrual provoca unas pérdidas de sangre y hierro que no están compensadas por la dieta diaria. Así, progresivamente, mes a mes, se va entrando en déficit de glóbulos rojos hasta que se desarrolla la anemia. En este caso, el aporte complementario de hierro durante unos meses solventará el problema. Las defensas bajas —o una bajada de glóbulos blancos—, al contrario, es infrecuente como causa de anemia o cansancio. Normalmente las defensas sufren pocas variaciones, salvo en personas con enfermedades muy concretas (como podría ser el VIH), por lo que desde luego no son la primera causa del cansancio.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud