¿Cómo lavarnos los dientes de forma correcta?

Debemos lavarnos los dientes después de cada comida principal, o sea, tras el desayuno, la comida y la cena. En caso de no poder realizar alguno de los cepillados, el más importante es el de después de la cena, ya que los restos de comida permanecerían en los dientes hasta el día siguiente, hecho que favorece que las bacterias que se acumulan afecten al esmalte.

El cepillado incluye también la limpieza de la lengua, que acumula importantes cantidades de bacterias. Para limpiarla la frotaremos suavemente con un cepillo de cerdas suaves o con un limpiador lingual especial para ella. La limpieza entre los dientes la realizaremos con un hilo o seda dental.

La limpieza o cepillado de los dientes se lleva a cabo con un cepillo dental. Debe tener un cabezal redondeado y pequeño para llegar fácilmente a todos los dientes. Sus filamentos tienen que ser suaves y de puntas redondeadas para evitar lesiones en las encías. Suelen tener una duración de tres meses.

La pasta de dientes o dentífrico contribuye a dejarnos una mayor sensación de limpieza. Se presentan en forma de pasta o geles más o menos líquidos. Existen diferentes modelos de pasta dentífrica en el mercado, cada una con características especiales dependiendo de su composición (con blanqueador, diferentes cantidades de flúor, antibacterias, para encías sensibles, etc.)

Recordar que las pastas de dientes de flúor están indicadas a partir de los 4-5 años de edad. La duración del cepillado debe ser, al menos, de tres minutos y se tiene que dedicar tiempo a la cara interna y lateral de los dientes, no sólo a la cara externa o “visible”.

Después del cepillado puede utilizarse un colutorio para completar el tratamiento. Es importante acudir al dentista dos veces al año para evaluar la salud dental y prevenir la posible aparición de problemas en las encías y caries.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud