¿A qué edad puede un niño empezar a lavarse los dientes? ¿Necesita dentífricos, enjuagues o cepillos especiales? ¿Cuántas veces al día debe lavárselos?

El hábito del cuidado de la dentadura se puede desarrollar a partir de los cuatro o seis meses; es decir, cuando el bebé deja la lactancia y empieza a tomar papillas, zumos de frutas y otras comidas. En líneas generales, es recomendable a esta temprana edad que limpie los dientes de sus hijos por lo menos una vez al día. A los dos años, la mayor parte de los dientes del niño ya han salido. Es el momento de comenzar a cepillarlos como los mayores, con un poquito de pasta, un “guisante” de pasta con fluoruro. Es mejor que lo haga después de cada comida, por supuesto con dentífricos y pasta de dientes cuyo contenido de flúor sea adecuado para su edad. En los propios dentífricos y en las farmacias pueden orientarle sobre la cantidad de flúor recomendada para cada etapa de la niñez. Deben lavarse de arriba abajo, y todas las piezas, con un cepillo suave inicialmente. Es muy importante que los niños adquieran el hábito del cepillado. Si al principio cuesta que lo hagan después de cada comida, se puede empezar acostumbrándoles a lavarse los dientes justo antes de ir a dormir. Al principio, muchos niños pequeños se resisten a este hábito y necesitan que los padres les ayuden un poco. Normalmente, en las guarderías y los colegios es donde existen campañas en las que se promueve y se enseña un correcto cepillado, pero en casa es tarea de los padres que nunca se perdone el lavado de los dientes, aunque las piezas sean todavía las de leche. Según el especialista, empezar a lavar los dientes a los 4 o 6 meses es lo que un experto aconseja o recomienda.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud