Llevo unos días teniendo comidas bastante copiosas. ¿Qué puedo hacer para que la digestión no sea tan pesada?

Evidentemente, la primera de las acciones que debemos llevar a cabo es hacer una dieta un poco más adecuada, es decir, si llevamos varios días con comidas muy elaboradas y proteínicas, el primer paso consistirá en dar un poco de tregua a nuestro aparato digestivo, siguiendo una dieta muy suave para facilitar una digestión más ligera.

En términos generales, hay varios consejos que deberíamos seguir para evitar pesadez después de las comidas:  

  • Comer despacio.
  • Masticar los alimentos de manera adecuada.
  • Evitar comer únicamente en tres comidas; realizar cinco comidas diarias: recuerda que el picoteo continuo hace que el tubo digestivo trabaje constantemente y podría propiciar un mal funcionamiento con el tiempo.
  • No es aconsejable ingerir comidas muy elaboradas o sazonadas, con mucho picante o preparadas de forma industrial. La mayoría de estos alimentos son de difícil digestión. 
  • Reducir o evitar el consumo de café, alcohol y tabaco, puesto que favorecen la acidez y las digestiones pesadas.

No olvidemos que una dieta sana y equilibrada, basada en la dieta mediterránea, evita problemas digestivos y favorece una digestión más ligera. En cualquier caso, si persisten las digestiones pesadas pese a estos consejos de carácter general, deberemos acudir a nuestro médico para valorar si es necesaria la realización de alguna prueba complementaria.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud