Soy maestra y desde que ha empezado el curso me quedo afónica con bastante frecuencia ¿puedo prevenir las afonías de alguna manera?

La afonía, pérdida de voz o disfonía —pérdida parcial— es un hecho frecuente en personas que se ven forzadas a utilizar su voz con mucha frecuencia, por ejemplo, en profesiones como atención telefónica, profesor o incluso en cantantes profesionales. La afonía se produce por la inflamación de las cuerdas vocales, que se encuentran en la laringe. La utilización constante de las cuerdas predispone a que se afecten mas fácilmente por virus y bacterias, presentes sobre todo en los meses de invierno. La inflamación y la infección producirán la disfonía primero y, si no hay solución, una afonía posterior. La afonía requiere la mayoría de las veces una visita médica, donde se valorará el cuadro y se solucionará con el tratamiento adecuado (generalmente antiinflamatorios y, si es necesario, antibióticos). Una afonía de un mes de evolución requiere una valoración médica inexcusable.

Algunos consejos clásicos para evitar la afonía son:

  • No forzar la voz más de lo adecuado.
  • No tomar líquidos muy fríos ni calientes.
  • La fitoterapia o el tratamiento con plantas medicinales a veces es útil: las gárgaras con manzanilla o tomillo alivian y son una solución antiséptica y antiinflamatoria.

También son de utilidad las infusiones con malva y eucalipto. El própolis, producto derivado de la miel de las abejas, es eficaz en la prevención de las infecciones respiratorias propias del invierno, por lo que podría resultar beneficioso tomarlo al inicio del curso, que coincide con la entrada de esta estación tan proclive a los resfriados.