Alvin Langdon Coburn

Pionero de la fotografía modernista y abstracta

Temporal

Información práctica

Fecha de inicio:
Fecha de fin:
Localización:
Bárbara de Braganza, 13. 28004 Madrid

Esta exposición propuso un recorrido por las diversas facetas creativas del fotógrafo estadounidense Alvin Langdon Coburn, uno de los protagonistas fundamentales en la génesis de la fotografía vanguardista.

Pictorialista, simbolista y siempre innovador, Coburn fue el primer fotógrafo modernista y abstracto, llevando la fotografía por nuevos y estimulantes derroteros. Su trayectoria artística se sitúa en la confluencia del pictorialismo de finales del siglo XIX y la fotografía de vanguardia de principios del siglo pasado.

La muestra, producida por Fundación MAPFRE, ofreció una selección de 180 fotografías que pusieron en relieve la amplia gama de facetas creativas que dieron forma a su trayectoria.

Temática :
Arte
Actividad :
Exposiciones

La exposición

Alvin Langdon Coburn (Boston, 1882-Gales, 1966) está hoy reconocido como un fotógrafo de culto y considerado uno de los mejores del siglo XX. Perteneció a una generación mítica y genial de pioneros de la fotografía de vanguardia, en la que tenía como colegas a Steichen, Stieglitz y Strand.

Entre las 180 fotografías de este norteamericano afincado en Gran Bretaña que fueron expuestas, hay que destacar sus retratos de destacadas figuras del pensamiento, sus brumosos paisajes de ciudades como Londres, Nueva York y Venecia o sus extraordinarios paisajes naturales del Gran Cañón o Yosemite. Formó parte del movimiento vorticista británico y diseñó, junto a su amigo Ezra Pound, el vortoscopio, un complejo artilugio que distorsionaba la imagen a la manera de Picasso y que es, sin duda, una de sus principales aportaciones al terreno vanguardista de su época.

Su participación en el grupo Photo-Secession en 1902 y en la hermandad fotográfica británica Linked Ring le permitió establecer sólidos lazos con el mundo artístico de la época, tanto en Europa como en Estados Unidos. Sin embargo, a diferencia de los miembros de ambos grupos, que se especializaron en retratos, desnudos y paisajes, Coburn se dedicó a retratar el paisaje industrial y urbano. Su interés por la ciudad, la maquinaria industrial y las zonas portuarias tan asociadas a las grandes urbes, le llevó a experimentar con puntos de vista y perspectivas poco frecuentes para la época. Sin embargo, a pesar del papel fundamental que ha desempeñado en la génesis de la fotografía vanguardista, Coburn sigue siendo uno de los artistas menos conocidos de su generación ya que, pese a que nunca renunció totalmente a la práctica fotográfica, desde 1917 se recluyó en el norte de Gales y se fue distanciando poco a poco de la fotografía para alcanzar la regeneración espiritual a través de la religión.

Crédito obra:
Tejados de la estación, Pittsburgh, 1910
Colección de la George Eastman House (legado de Alvin Langdon Coburn), Rochester, Nueva York
© George Eastman House, International Museum of Photography and Film