Del divisionismo al futurismo. El arte italiano hacia la modernidad

Un diálogo entre dos generaciones que define el nacimiento de la pintura moderna en Italia

Temporal

Información práctica

Fecha de inicio:
Fecha de fin:
Precio:
3
Localización:
Paseo de Recoletos 23, 28004 Madrid

La muestra Del divisionismo al futurismo. El arte italiano hacia la modernidad analizó los orígenes y la evolución del divisionismo de la mano de sus principales protagonistas, que tanto influyeron en la renovación del arte italiano entre finales de siglo XIX y principios del siglo XX, y muy especialmente en la formación de los artistas que dieron vida a la vanguardia futurista.

La exposición, que fue organizada en colaboración con el Mart, Museo di arte moderna e contemporánea di Trento e Rovereto, contó con préstamos de numerosas colecciones particulares e instituciones internacionales, entre las que cabe destacar el Metropolitan Museum of Art, de Nueva York, la Galleria d'Arte Moderna y la Pinacoteca di Brera, de Milán, la Galleria degli Uffizi de Florencia, la Galleria Nazionale d'Arte Moderna e Contemporanea de Roma, el Museo Segantini, de Saint Moritz, el Centre George Pompidou, de París, el Gemeentemuseum de La Haya o el Museu Nacional d'Art de Catalunya, entre otros.

Temática :
Arte
Actividad :
Exposiciones

La exposición

El divisionismo fue, en realidad, un movimiento autónomo, diferente del resto de los movimientos europeos. Su convivencia con el simbolismo en un singular equilibrio, prácticamente único en el panorama europeo; dio lugar a una sugerente representación de la realidad a caballo entre lo verdadero y lo simbólico. Esta nueva poética sentó las bases para el movimiento futurista que irrumpió con fuerza en el panorama del arte italiano en 1909 para convertirse en uno de los movimientos de vanguardia por excelencia.

El recorrido de la exposición se articuló en cinco secciones: La luz de la naturaleza analizaba el principio divisionista de la descomposición de los colores y su aplicación al paisaje. En La deriva realista. El compromiso social mostraba el predominio de obras dedicadas a temas políticos y sociales en las exposiciones trienales a partir de la celebrada en 1891. La deriva simbolista. Una “pintura de ideas” mostraba como los protagonistas del divisionismo se fueron aproximando progresivamente a una tendencia cada vez más simbolistas. Camino del futurismo recogía las obras de principios del siglo XX en las que las teorías divisionistas se convirtieron en el lenguaje común a todos los pintores que devendrán futuristas. La pintura futurista. 1910-1915. mostraba a los proclamaban que proclamaron que “no puede existir pintura sin divisionismo”, señalando a la formación divisionista como punto de partida del movimiento.

Crédito obra:
Gaetano Previati
La danza delle ore [La danza de las horas], 1899 
Fondazione Cariplo, Gallerie d'Italia - Piazza Scala, Milán