Gracias a FANA, los menores de Suba (Bogotá) dicen adiós al hambre

Fundación para la Asistencia de la Niñez Abandonada (FANA)

Fundación para la Asistencia de la Niñez Abandonada (FANA) Fundación para la Asistencia de la Niñez Abandonada (FANA)

En Colombia, pese a que ha habido avances importantes en la salvaguarda de los derechos de la niñez, todavía el 34% de los niños y adolescentes viven en condiciones de pobreza y el 23% sufre alguna clase de malnutrición. Cada mes 2.000 niños entran en el sistema estatal de protección. A todos ellos se considera necesario apartarles de su entorno familiar, para protegerles, para conseguir que rehagan su vida.

FANA acoge a un promedio mensual de 87 niños de cero a catorce años. Son niños que en sus pocos años de vida han experimentado hambre, maltrato, abandono, e incluso han tenido que dormir en las calles. En el centro, lo primero que se garantiza es la nutrición. A partir de ahí se trabaja en su desarrollo integral para restablecer sus derechos, su dignidad y su autoestima.

Gracias al apoyo de Fundación MAPFRE, además de alimentos, los menores son atendidos por dos psicólogas que les acompañan en el proceso de cicatrizar sus heridas. Además, una terapeuta ocupacional estudia cada caso, para ofrecer a cada niño la terapia que mejor le ayude en su desarrollo académico.

Por la parte emocional, además del cariño que encuentran en el centro, la organización busca para los niños nuevas familias en las que integrarse cuando no es posible recuperar a sus familias de origen.

Con la atención integral que FANA les proporciona, los menores recuperan su salud y rehacen sus vidas, con herramientas que les permiten salir del círculo de la pobreza y mirar con optimismo al futuro.