Madres educadoras brindan espacios de desarrollo infantil en los barrios de Pisullí y La Roldós (Quito)

Un entorno limpio y seguro para niños y niñas en edad preescolar

Madres educadoras brindan espacios de desarrollo infantil en los barrios de Pisullí y La Roldós (Quito) Madres educadoras brindan espacios de desarrollo infantil en los barrios de Pisullí y La Roldós (Quito)

La asociación CESAL , junto con la Fundación Sembrar y con el apoyo de Fundación MAFRE, desarrolla el proyecto “Acompañando a una generación: Espacios Familiares de Desarrollo Infantil (EFDI)”. A través de él, han creado pequeños centros infantiles en las casas de mujeres de los barrios de Pisullí y La Roldós de la ciudad de Quito, poniendo a disposición de los niños su tiempo, conocimientos y su hogar para garantizar su educación.

Cada una de las madres educadoras acoge a una media de entre cinco y siete niños vecinos, y trabaja con ellos un currículo de educación preescolar. Una coordinadora se asegura además de que la labor educativa desempeñada es adecuada a los estándares de educación nacional, y supervisa las actividades de estos centros.

En el contexto de vulnerabilidad y riesgo social de los barrios urbanos marginales de Quito, el ofrecer a los niños en edad preescolar un espacio limpio, seguro y adecuado para su desarrollo cumple dos objetivos: por un lado, beneficia al desarrollo del niño, que se debe iniciar desde edades tempranas, y por otro libera a las madres del cuidado de los hijos durante unas horas esenciales para que pueda dedicarse a trabajar para el sostenimiento de la familia.

Los EFDI funcionan toda la mañana en horario de 7:30 a 15:30 horas y en ellos, además de acudir a las clases tradicionales, los niños también realizan actividades vinculadas con la nutrición y la jardinería urbana. Asimismo, el programa contempla la formación de las madres educadoras y de los padres de familia de los niños que acuden a estos centros.

CESAL es una ONG dedicada desde 1988 a la cooperación internacional que en la actualidad está presente en 12 países de América Latina y África con proyectos de educación, salud, habitabilidad, agua y saneamiento, desarrollo productivo, microempresa y formación para el empleo y fortalecimiento de la sociedad civil.