Plantando semillas de esperanza en Filipinas

En el Eugenia Ravasco Day Care Center muchas personas, principalmente niños, hoy miran al futuro con optimismo

En el Eugenia Ravasco Day Care Center muchas personas, principalmente niños, hoy miran al futuro con optimismo. En el Eugenia Ravasco Day Care Center muchas personas, principalmente niños, hoy miran al futuro con optimismo.

En Parañaque todos conocen el Eugenia Ravasco Day Care Center y a muchos, incluso a aquellos que pueden pagar una educación de calidad, les gustaría que sus hijos estudiaran en este centro. Pero las religiosas responsables del proyecto “Semillas de Esperanza” lo tienen claro, tienen prioridad los que menos recursos tienen, los más necesitados.

Además de educación en valores, el centro ofrece a los niños alimentación y salud. Los menores aprenden a mantener pautas de higiene y reciben servicios de desparasitación, vacunación, atención odontológica y medicinas. El centro es un lugar acogedor, seguro y limpio que ofrece a 300 menores una niñez alegre.

Pero también los adultos encuentran aquí la ayuda que necesitan. En la zona, 500 personas son apoyadas por el equipo del Eugenia Ravasco Day Care Center: familias pobres, jóvenes embarazadas, personas sin recursos económicos para comprar medicinas o pagarse un tratamiento médico, y aquellos que pierden a sus seres queridos o todos sus bienes en una catástrofe. Todos ellos encuentran en el centro una ayuda material, y también espiritual y psicológica.

Gracias al proyecto Semillas de Esperanza muchas personas en exclusión en Parañaque afrontan la vida con más optimismo, ilusionados con un futuro mejor.