Un centro de atención humana para la población de Santa Fe

El proyecto Comunidad MAPFRE-Universidad Panamericana gestiona un centro en el que se realizan 14.550 atenciones al año

El proyecto Comunidad MAPFRE-Universidad Panamericana gestiona un centro en el que se realizan 14.550 atenciones al año El proyecto Comunidad MAPFRE-Universidad Panamericana gestiona un centro en el que se realizan 14.550 atenciones al año

En el área de influencia de Santa Fe, en México, hay 18 colonias sin servicios públicos, en las que se hacinan familias con muchos hijos y pocos recursos. No tienen espacio para vivir, ni acceso a la educación y a la capacitación para conseguir empleos, y sufren de malnutrición.

En este entorno se construyó el centro comunitario de Santa Fe, para llegar a todos los ámbitos en los que hay necesidad. El centro ofrece una atención integral en la que la nutrición es solo el primer pilar de una labor que se extiende a muchas otras facetas y edades, desde la sanidad, la educación y la capacitación, al entretenimiento, la psicología o el apoyo legal.

En el centro se proporciona servicio de comedor para niños de 0 a 16 años, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, gestionado por el Comedor Santa María, se accede a asesoría legal en materia familiar, civil, penal y mercantil en el Bufete Jurídico, se ofrece atención médica de primer nivel, medicina preventiva, servicio de farmacia, atención psicológica, orientación para mejorar su salud, cuidado dental, servicio de laboratorio y atención ginecológica en la Clínica del centro y se fomenta la educación y el desarrollo de niños, jóvenes y adultos, con clases de inglés, computación, apoyo en tareas, artes marciales, música, cocina, talleres de oficios, profesionalización de labores domésticas, círculo de lectura, escuela para padres y más.

En el CPU Santa Fe, un centro de desarrollo humano, se realizan 14.550 atenciones al año con las que se quiere promover el valor de la dignidad de las personas y sus capacidades a través de acciones que les permitan mejorar su calidad de vida. El fin de esta iniciativa no es resolver los problemas de la población desde una perspectiva paternalista, sino poner a su disposición elementos que les permitan desarrollar habilidades para poder salir adelante por sus propios medios.