Los niños de Camoapa (Nicaragua) tienen la oportunidad de cambiar sus vidas

La Fundación Civil Hogar Luceros del Amanecer ofrece alimentación, salud y educación a niños en extrema pobreza

La Fundación Civil Hogar Luceros del Amanecer ofrece alimentación, salud y educación a niños en extrema pobreza La Fundación Civil Hogar Luceros del Amanecer ofrece alimentación, salud y educación a niños en extrema pobreza

En Camoapa el 60% de la población vive en extrema pobreza. Las familias se hacinan en casas ubicadas de manera ilegal en terrenos que no son de su propiedad y construidas con materiales de desecho, que carecen de todo tipo de servicios, luz, agua potable o alcantarillado.

En este entorno se dan altos niveles de alcohol y otras drogas, violencia domestica, desintegración familiar, desempleo, y hacinamiento habitacional, con 6 o 7 personas viviendo en espacios extremadamente reducidos. Los niños sufren hambre y desnutrición y no tienen oportunidad de acudir a la escuela.

La Fundación Civil Hogar Luceros del Amanecer es la única entidad que ofrece en la región servicios de atención integral a la niñez. Los pilares de su proyecto son el acceso a la educación, la salud y una alimentación que les permita un crecimiento saludable y un desarrollo equilibrado. También se trabaja el fortalecimiento familiar, para que las familias se empoderen y sean protagonistas de su propio desarrollo.

Las actuaciones de la fundación empiezan por ofrecer a los niños almuerzo y cena. Para estos menores, que reciben en casa solo el desayuno, el paso a tres comidas es un complemento importantísimo que ayudará a que se desarrollen de forma saludable. En el centro, además, los niños reciben educación formal de primaria y secundaria, clases de ordenador e inglés, y clases de refuerzo, ya que muchos de ellos se incorporan al sistema escolar con retraso y con muchas deficiencias de aprendizaje. Para los jóvenes que han recibido educación en el centro se ha puesto en marcha un programa de formación técnica vocacional que les ayuda a incorporarse al mercado laboral.

Gracias a la nutrición, a la educación y al apoyo que aquí reciben, los menores y los jóvenes tienen la oportunidad de cambiar de forma sustancial sus vidas y las de sus familias.