La lucha de Kusum contra el cambio climático

El proyecto Botton Line forma líderes que trabajan por mejorar nuestro mundo

El proyecto Botton Line forma líderes que trabajan por mejorar nuestro mundo El proyecto Botton Line forma líderes que trabajan por mejorar nuestro mundo

Kulsum Rifa llegó a los Estados Unidos con 10 años. Cuando sufrió la perdida de una sobrina de 3 años a causa de una inundación provocada por el monzón en su país natal, supo que debía dedicar su vida a luchar contra el cambio climático. Bangladesh, por su localización en un delta, es más vulnerable que otros países a la subida del nivel del mar. Kulsum ha hecho de su vida una causa para conseguir evitar que su familia, su gente, se queden sin hogar y pasen a formar parte de los millones de desplazados por las inundaciones.

Hoy, con 19 años, Kulsum pertenece al grupo de jóvenes líderes de SustainUS que han participado en la delegación por el clima de la Naciones Unidas. Una publicación en Internet la ha incluido en la lista de los 11 jóvenes activistas por el clima que van a dar mucho que hablar en el futuro.

Fuerte, luchadora y activista, Kulsum Rifa se formó con el apoyo de Bottom Line, una organización que sostiene económicamente y acompaña a lo largo de sus estudios a jóvenes sin recursos del estado de Massachusetts, en EEUU.

Desde Fundación MAPFRE apoyamos a Botton Line en su objetivo de conseguir que haya una primera generación de jóvenes bien formados que puedan romper con el círculo de la pobreza para las siguientes generaciones y se erijan en líderes para mejorar este mundo. Kulsum Rifa es un ejemplo del éxito de esta iniciativa.