Prótesis que cambian vidas

El Centro Comunitario Jesús María, en colaboración con Fundación MAPFRE, ofrece atención sanitaria a personas con graves problemas de movilidad.

Prótesis que cambian vidas Prótesis que cambian vidas

Como a cualquier niño de seis años, a Fernando jugar a la pelota le parece algo muy divertido. La diferencia aparece cuando lo describe como su mayor deseo. Y es que Fernando perdió ambos brazos y ambas piernas hace un par de años a consecuencia de una enfermedad. Sin embargo, su alegría vital es contagiosa y más todavía desde que sabe que, gracias a la campaña de Traumatología y Ortopedia que el Centro Comunitario Jesús María lleva a cabo con el apoyo de Fundación MAPFRE, va a poder cumplir su sueño.  Las prótesis que le van a implantar conllevan un arduo trabajo de rehabilitación, pero no hay duda de que la energía desbordante de Fernando traducirá ese proceso en un juego. Un juego de niños que en este caso no puede ser más serio y, sobre todo, más admirable.

En su primera visita al centro, Fernando se cruza con otros pacientes. Muchos de ellos acuden a su cita periódica de mantenimiento. Es el caso del señor Benítez, quien llega montado en su bicicleta; o Don Juan, al que se le ha roto la base del pie de la prótesis de tanto subir y bajar escaleras, tal y como él mismo reconoce, en su trabajo de albañil.

La oportunidad que les brinda la campaña de Traumatología y Ortopedia del Centro Comunitario, unida a su capacidad de lucha, resulta la combinación perfecta para que estas, y otras muchas personas que acuden desde distintos puntos de la provincia de Chaco, puedan desarrollar sus vidas con la normalidad que creyeron no podrían volver a recuperar.

El Centro Comunitario Jesús María lleva dando respuesta a las necesidades de la población del Barrio Alianza y alrededores desde 1999, atendiendo sus necesidades básicas de educación, nutrición y salud.