La Fundación ALDA da apoyo educativo y nutricional a 150 niños vulnerables

Educación integral e implicación de la comunidad para salir de la pobreza extrema

Educación integral e implicación de la comunidad para salir de la pobreza extrema Educación integral e implicación de la comunidad para salir de la pobreza extrema

El Centro de Atención a la Comunidad (CAC) ofrece atención integral a niños de 2 a 14 años de tres comunidades de bajo nivel socioeconómico del Barrio San Miguel de Guarambaré. En esta zona en la que más del 17% de la población vive en pobreza extrema, el analfabetismo, la falta de infraestructuras, el desempleo y la carencia para cubrir las necesidades mínimas afecta profundamente al desarrollo de los niños, un colectivo asolado por las enfermedades y el abandono escolar.

La Fundación ALDA quiere implicar a los actores comunitarios, especialmente a las familias, para revertir esta situación. Para ello ha desarrollado un programa de educación no formal en el que se atiende a menores de 2 a 14 años, se realizan actividades para formar a los padres y madres y se incide en la formación del concepto de ciudadanía para sean conscientes de sus derechos.

El objetivo de esta asociación es mejorar la calidad de la educación de estos menores y su calidad de vida. Pero la educación por si sola no genera el cambio social y por ello es necesario incidir en la nutrición, no solo cubriendo sus necesidades para permitir un desarrollo equilibrado sino que incluye la adquisición de hábitos de alimentación saludables y la concienciación en la comunidad ,y sobretodo en las familias, del derecho a una alimentación apropiada para los niños, niñas y adolescentes del CAC de Guarambaré.