Educación para curar las heridas del maltrato

El hogar de niñas de Cupey, en Puerto Rico, acoge, cuida y ayuda a labrarse un futuro a 30 niñas maltratadas

El hogar de niñas de Cupey, en Puerto Rico, acoge, cuida y ayuda a labrarse un futuro a 30 niñas maltratadas El hogar de niñas de Cupey, en Puerto Rico, acoge, cuida y ayuda a labrarse un futuro a 30 niñas maltratadas

Las niñas que llegan al Hogar de niñas de Cupey han vivido situaciones traumáticas. En el centro cuidan de que se sientan seguras, queridas y respetadas y eso les permita empezar a recuperarse de las heridas de un pasado de abandono, maltrato, explotación y abusos sexuales.

Además, el Hogar les proporciona educación. Dos instituciones académicas ofrecen un Programa de Educación Especial a las niñas del centro para que puedan recibir una educación de calidad en un ambiente sano y protegido que les de la seguridad y estabilidad que necesitan.

Los resultados obtenidos por las alumnas demuestran que el programa es excelente. Desde 2009, año en el que se puso en marcha el programa, se han graduado más de 125 niñas. Las participantes han mejorado en su autoestima y han desarrollado buenos hábitos de estudio y trabajo.

El Programa de Educación Especial se refuerza con un programa de tutorías que se realizan en el Hogar para mejorar el rendimiento y dar apoyo a las estudiantes. Las materias básicas que se refuerzas son español, inglés, matemáticas y ciencias.

Con este programa, las niñas se conciencian de que en un futuro no lejano van a poder acceder a un empleo y a una vida independiente. Gracias a la educación podrán alcanzar sus metas.