Atención educativa y nutricional para niños de los municipios de Soyapango y Mejicanos en El Salvador

En un entorno de violencia social, niños y adolescentes encuentran un oasis de paz

En un entorno de violencia social, niños y adolescentes encuentran un oasis de paz En un entorno de violencia social, niños y adolescentes encuentran un oasis de paz

En un entorno de inseguridad, violencia de todo tipo, desempleo y falta de oportunidades, muchos niños y niñas se encuentran en situación de riesgo. En muchos casos pertenecen a familias monoparentales en las que la madre es la única fuente de ingresos y en general carece de formación para atender al desarrollo de sus hijos. En otros, viven al cuidado de abuelas o tías al haber emigrado sus padres o viven familias en las que el padre o hermano mayor es miembro de una Mara.

Para apartar a los niños de la violencia de las calles, la Fundación CINDE les ofrece atención educativa y nutricional en sus dos Centros Infantiles. Los menores, de 2 a 6 años, acuden allí 8 horas diarias. Además hay cuatro espacios de Refuerzos Educativos en los que los niños de 7 a 15 años asisten 3 horas diarias, después del colegio.

Todos los días, 200 menores de 6 años y 175 niños entre 7 y 15 años acuden a la Fundación para recibir formación y alimentación y alejarse de la violencia que rodea sus vidas. Allí, los niños y niñas fortalecen su autoestima, autonomía, aprenden hábitos higiénicos y alimenticios, desarrollan el gusto por la lectura, y participan en talleres.

El proyecto trabaja también con las familias a través de distintos talleres de formación para que aprendan a comunicarse con sus hijos y puedan ofrecerles un entorno en el que desarrollarse de forma equilibrada, aprendiendo valores y recibiendo el cariño que necesitan.

Con educación, buena alimentación, afecto y lejos de la violencia de las calles, estos niños pueden apostar por un futuro mejor.