Educación y nutrición equilibrada para menores de Soyapango y Mejicanos

Atención integral de calidad para 375 niños y jóvenes

Educación y nutrición equilibrada para menores de Soyapango y Mejicanos Educación y nutrición equilibrada para menores de Soyapango y Mejicanos

La Fundación CINDE desarrolla este proyecto de atención educativa y nutricional a niños y adolescentes de los municipios salvadoreños de Soyapango y Mejicanos, en colaboración con la Fundación MAPFRE, dedicado a atender a 375 menores, hijos de mujeres que se dedican a la venta ambulante.

Se trata de un programa que atiende, por un lado, a 200 niños de 2 a 6 años cada día durante 8 horas, realizando tareas escolares ayudados por educadores. En ese tiempo se les proporciona desayuno, almuerzo, refrigerio y vaso de leche. Y, por otro lado, a otros 175 jóvenes de 7 a 15 años, que reciben, de lunes a viernes durante 3 horas diarias, un refuerzo educativo en las asignaturas más difíciles para ellos, además de almuerzo y refrigerio. La iniciativa se ha posicionado como un proyecto efectivo de prevención de la violencia de pandillas juveniles (maras), un problema de primer orden en San Salvador.

De forma paralela, y con una frecuencia bimestral, se realiza un trabajo de sensibilización a través de talleres de formación con los padres y madres donde se tratan temas que les puedan ayudar en la educación de sus hijos. 

El objetivo del proyecto es promover una atención integral a los menores, provenientes de sectores sociales marginados, ofreciéndoles una educación de calidad y formación en valores humanos. También pretende ofrecer a los padres y madres de estos menores unos conocimientos que les ayuden a desarrollar adecuadamente su rol de padres y mejore su autoestima; además de promover alternativas solidarias de desarrollo socioeconómico a mujeres del sector informal que luchen por mejorar sus condiciones de vida y la de sus hijos.

La Fundación CINDE es una organización sin ánimo de lucro que lleva trabajando en El Salvador 28 años apoyando a niños y jóvenes de ambientes sociales marginales, a través de programas educativos integrales de calidad y una atención nutricional equilibrada. Desde 2006 ofrece también becas de bachillerato y universidad. Asimismo, ofrece orientación educativa para los padres y madres de estos menores destinada a mejorar su autoestima, valorar su rol de padres y motivar la participación en los procesos sociales que beneficien a la infancia.