Casa Hogar Santa María Goretti, un refugio para 40 niñas en Carora, Venezuela

La Obra Misionera de Jesús y María acoge a menores en situación de vulnerabilidad

La Obra Misionera de Jesús y María acoge a menores en situación de vulnerabilidad La Obra Misionera de Jesús y María acoge a menores en situación de vulnerabilidad

La Obra Misionera de Jesús y María dedica sus esfuerzos a dar apoyo donde más se necesita, y uno de esos lugares es la Casa Hogar Santa María Goretti, un refugio para niñas y adolescentes sin hogar en el que las menores ven cubiertas sus necesidades y encuentran el cariño que nunca han tenido.

Dada la escasez y las dificultades que vive hoy día Venezuela, y en particular Carora, proveerse de productos para cubrir las necesidades básicas de estas menores no es sencillo. Hay que desplazarse a otros municipios e incluso llegar a la frontera con Colombia para poder encontrar todo lo necesario. Conseguir pasta de dientes, champú, jabón o cualquier otro producto de limpieza es un logro, y también encontrar alimentos básicos. Además, cuando se consiguen, los altos precios obligan a hacer malabares para que el dinero alcance.

Los conflictos conyugales y la ausencia o incompetencia de los padres aboca a estas menores a una situación de abandono que, en el mejor de los casos, les lleva hasta este hogar, bien por entrega directa de sus familias, o por orden de los tribunales u otros organismos de control.

Aquí reciben el cariño que sus familias les han negado, aprenden a convivir en familia con amor, a cuidar su higiene y su salud, reciben educación intelectual y emocional y se refuerza su autoestima. El crecimiento personal, de salud y convivencia de estas menores es palpable. Hoy sienten que pertenecen a este lugar. En la Casa Hogar santa María Goretti viven 40 menores que se sienten cuidadas y protegidas y tienen la oportunidad de rehacer sus vidas.