Alimentos, música y lectura para alumnos, docentes y trabajadores del Centro ADS Mamá Margarita, en Caracas, Venezuela

La Asociación Damas Salesianas ofrece alimento físico y mental como parte esencial de una educación integral

La Asociación Damas Salesianas ofrece alimento físico y mental como parte esencial de una educación integral La Asociación Damas Salesianas ofrece alimento físico y mental como parte esencial de una educación integral

La situación económica en Venezuela, con una de las inflaciones más altas del mundo, y una gran escasez de alimentos, se agrava si uno vive en La Dolorita, un barrio que se encuentra dentro de una de las favelas más grandes de Latinoamérica. Hogares rotos, madres solas, padres que han emigrado, es el perfil de las familias en las que crecen los niños que asisten al Centro ADS Mamá Margarita.

Las Damas Salesianas, una organización formada por mujeres generosas que dedican su esfuerzo a los demás de forma voluntaria, han puesto en marcha el proyecto Alimentación para el cuerpo y para el espíritu para ofrecer desayuno y comida a 57 niños entre 1 y 3 años que pasan el día en el centro para permitir que sus madres puedan trabajar y también al resto de escolares del centro, en total 900 alumnos, y a los 80 profesores y trabajadores que tampoco escapan de la gran crisis alimentaria que vive su país.

Además, se utiliza la lectura y la música para fomentar un desarrollo emocional e intelectual adecuado y se intenta involucrar a las familias para generar en los menores un entorno motivador que les ayude a afrontar los retos de cada día con mayor seguridad.

El proyecto Alimentación para el cuerpo y para el Espíritu busca reforzar el espíritu con educación y el cuerpo con salud alimentaria. Solo con conseguir que en algunos momentos los niños, gracias a una buena alimentación, a la lectura y a la música, puedan evadirse de la cruda realidad que hoy vive el barrio de la Dolorita, sus objetivos estarán en parte cumplidos.