¿Cómo puedo elegir el mejor SRI para mis nietos?

¿Cómo puedo elegir el mejor SRI para mis nietos? ¿Cómo puedo elegir el mejor SRI para mis nietos?

A la hora de escoger un sistema de retención infantil (SRI) debemos tener en cuenta factores como la altura y el peso, sobre todo. También hay que valorar otros puntos como si el vehículo en el que va a ir la sillita cuenta con el sistema isofix, si es posible que nuestro nieto vaya todavía en sentido contrario a la marcha o si es necesario que la sillita cuenta con algún elemento especial debido a las posibles necesidades del menor.

Normativa i-Size

Si vamos a adquirir un nuevo sistema de retención infantil, aconsejamos que la sillita se rija por la normativa i-Size. Se trata de una nueva norma vigente de la Unión Europea. Esto quiere decir que la sillita cuenta con los estándares óptimos y que ha superado unas pruebas específicas.

Debemos tener en cuenta que aquí las sillitas dejan de calificarse por grupos y se pasa a tener en cuenta la altura y peso del menor a la hora de escoger qué SRI es el más apropiado.

También podemos contar con sillitas vigentes con la norma ECE R44/04 (en grupos) pero que poco a poco está siendo sustituidas por la norma que indicábamos anteriormente (ECE R129).

La nueva norma ECE R129 ofrece una mayor protección en caso de colisiones frontales en la cabeza y el cuello (se fomenta el uso de sillas orientadas hacia atrás al menos hasta los 15 meses), otorga una mayor protección en las colisiones laterales y un menor riesgo de instalaciones incorrectas.

Sistema Isofix

Al adquirir una sillita debemos tener en cuenta si el coche sobre el que va a ir instalado cuenta con Isofix. Se trata de un sistema presente en el vehículo que facilita al máximo la correcta instalación de la sillita (suele estar en los asientos traseros).

En caso de no contar con este sistema, tendremos que buscar sillitas que se sujeten mediante el cinturón de seguridad.

Tipo de cierre que queremos

Nos encontramos con arneses de cinco puntos que protegen a los bebés en los grupos 0+ y 1; el el cinturón de seguridad que protege a los niños para los Grupos 2 y 3; y escudos.

Los arneses suelen ser de cinco puntos y con cierre central mientras que los escudos son un elemento frontal que cubre el pecho, abdomen y regazo del menor (en sillitas en sentido a la marcha).

Te recomendamos la infografía ‘Formas de sujetar al niño a una silla infantil’.

Adquiere la sillita en un lugar especializado

Es muy importante comprar el SRI en un lugar donde sepan aconsejarnos y puedan incluso enseñarnos a colocar el sistema de retención infantil correctamente.

Recordamos que se puede utilizar una sillita de segunda mano siempre y cuando se sigan una serie de precauciones, como comprobar que el SRI está en perfecto estado y conocer el historial de la sillita (si se ha visto implicado en un accidente, si ha tenido algún golpe…), ya que a simple vista puede estar bien pero tener elementos internos dañados, perdiendo así su efectividad.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que una sillita suele tener una vida útil de unos 6 años, ya que con el paso del tiempo y el uso los materiales también pierden calidad.

Sillitas para niños con necesidades especiales

Tal y como indicábamos en el artículo ‘Niños con necesidades especiales, ¿cómo deben ser trasladados en el coche?’, puede que tengamos que adquirir una sillita con ciertas características para que nuestro nieto viaje de la forma más segura.

Recomendamos la sección ‘Niños con necesidades especiales’, del canal ‘Seguridad Vial Infantil’, donde encontraréis interesantes artículos con recomendaciones específicas.

Por último, en el ‘Comparador’ podréis ver qué sillitas son las que han tenido mejor puntuación en los diferentes estudios y crash test a los que se han visto sometidas.