Situaciones peligrosas en las proximidades de los colegios: el ejemplo de Ciudad Real

Situaciones peligrosas en las proximidades de los colegios: el ejemplo de Ciudad Real Situaciones peligrosas en las proximidades de los colegios: el ejemplo de Ciudad Real

Vamos con nuestro nieto al colegio. Sin embargo, no hay pasos de peatones cerca del centro escolar. No es raro. Se trata de una de las situaciones peligrosas que nos podemos encontrar en las proximidades de multitud de colegios. Y es que es necesario un análisis e identificación de estos riesgos para poder solucionarlos.

Como ejemplo, el Informe de inspección de seguridad vial en centros escolares de Ciudad Real, elaborado por Fundación MAPFRE, recoge la opinión de los usuarios (escolares, padres y profesores) así como los resultados de la inspección de seguridad vial realizada en cinco colegios. A la hora de analizar los factores de riesgo en el entorno del colegio nos encontramos que, en términos globales, un 66,2% no cuenta con un policía local en la entrada o salida del colegio, algo que ya se está realizando en muchos colegios de España y que aporta una mayor seguridad tanto para los peatones como para los conductores.

Además, es llamativo que un 64,2% considera que los coches circulan muy deprisa en las calles próximas al colegio. A pesar de que las señales que indican que nos encontramos en una zona escolar, pocos son los conductores que respetan esta señal y reducen su velocidad. Y es que debemos tener en cuenta que en cualquier momento puede salir un niño corriendo detrás de una pelota o un alumno despistado con el teléfono móvil. A mayor velocidad, peores son las consecuencias.

El informe también revela que un 44,7% opina que faltan plazas de aparcamiento para motos y coches, lo que dificulta el tráfico y en ocasiones bloquean los pasos de peatones. Se trata de una situación que podemos ver a diario en cientos de colegios de toda España, padres que paran en doble fila, corriendo un gran riesgo en la mayoría de las ocasiones, para que los niños se puedan bajar del vehículo.

Por otro lado, un 22,3% remarca que no hay vallas de protección en zonas peligrosas, algo muy útil tanto para los padres como para los niños; y un 14,6% señala que las aceras son muy estrechas. Por último y como indicábamos al comienzo, un 9,7% afirma que no hay pasos de peatones cerca del colegio.

El presente informe concluye que los cinco centros escolares analizados presentan unos niveles de seguridad vial adecuados, aunque en algún caso se estima oportuno llevar a cabo actuaciones específicas. De hecho, un 45% de los encuestados considera que el grado de seguridad en los accesos al colegio es ‘seguro’, frente al 23% que opina que es ‘inseguro’.