Un coche cuesta 2.000€ de media al año

Un coche cuesta 2.000€ de media al año Un coche cuesta 2.000€ de media al año

El IDAE evalúa en 2.000 euros de media anual la propiedad de un turismo, una vez sumados gastos de adquisición, seguros, impuestos, combustibles y aparcamiento, entre otros.

Conforme a un estudio del Instituto para el Ahorro y la Diversificación Energética (IDAE) del Ministerio de Industria, la propiedad de un coche supone una gasto anual medio de unos 2.000 euros. La partida, que comprende gastos de compra, mantenimiento, consumo, seguro e impuestos, fija en 1.200 euros la cantidad abonada en concepto de carburante. A su vez, la firma FleetData de estudios de mercado señala que el uso de un coche en España supone un desembolso de 23,70 euros por cada 100 km recorridos (0,23 euros/km).

Por su parte, la publicación Consumer establece como gastos a valorar en la adquisición y mantenimiento de un automóvil particular el importe de la compra, que en un coche nuevo apareja transporte (de 150 a 400 euros, según modelos y concesionarios); Impuesto de matriculación (fijado según las emisiones de CO2, comprende un tramo de menos de 120 g/km que no paga la tasa; de 121 a 159 g/km que abona el 4,75 por ciento; de 160 a 199 g/km, con el 9,75 por ciento; y de más de 200 g/km, con el 14,75 por ciento); matriculación (pago a Tráfico de la licencia para el coche, las placas y los gastos de gestoría); e Impuesto de circulación (depende de cada ayuntamiento, por lo que varía de una ciudad a otra).

De ocasión

Esta publicación recuerda que, en cuanto al mercado de segunda mano, el precio medio se sitúa en unos 12.500 euros, si bien, el 60 por ciento de las operaciones son entre particulares y no rebasan los 3.000 euros.

Para la adquisición de un automóvil así, Consumer aconseja acudir a Tráfico y pedir un informe de la matrícula, verificar que el vendedor está al corriente de pago del impuesto de circulación y de la ITV (si el vehículo supera 4 años), posibles modificaciones del coche, facturas de revisiones/reparaciones y, en el Registro de vehículos de la DGT, chequear que el turismo no tiene multas, embargos o taras. Y recuerda el abono del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (4 por ciento del valor asignado por Tráfico para el modelo en unas tablas), el pago de tasas (unos 50 euros) por cambio de titularidad, el Impuesto de circulación (hasta aquí todo más barato si el interesado lo hace por su cuenta) y posibles reparaciones a efectuar.

Por lo que toca al seguro, señala que baja si el coche duerme en garaje, lleva mecanismos antirrobo y su kilometraje es bajo. En todo caso, es obligatorio y varía según compañías, edad del conductor, años de carné, seguros previos y tipo de modelo. Ojo, si el coche tiene más de 25 años puede inscribirse como histórico, lo que revierte en bonificaciones de la prima.

Servicio y mantenimiento

Para ajustar el mantenimiento del vehículo, que según la firma Audatex supone un gasto medio por año de 1.825 euros (785 euros en mantenimiento preventivo; 420 euros por sustitución de piezas desgastadas; 200 euros por puestas a punto; y 420 euros por cambio y reparación de neumáticos), el IDAE recomienda realizar una conducción eficiente (ahorro doble al bajar el gasto de carburante hasta el 20 por ciento y mermar el desgaste de frenos, aceite y filtros, ruedas, embrague, cambio y motor). Ojo, pues algunos informes alertan de que llevar estas prácticas al extremo puede entrañar averías.

Un gasto no menor es el de aparcamiento: plaza de garaje, estacionamientos públicos y en zonas gravadas por el ayuntamiento (O.R.A.)… Tampoco conviene olvidar los peajes, multas, gastos de limpieza y lavados.

Un último apunte: para compensar todo lo anterior, compartir coche o incluso alquilarlo para sacarle un dinero cuando no se usa pueden ser buenas alternativas para reducir la factura anual de nuestro turismo y, sobre todo, la que comporta nuestra movilidad cotidiana.