Los inhibidores de radar están prohibidos

Los inhibidores de radar están prohibidos Los inhibidores de radar están prohibidos

Desde que la DGT instaló los primeros radares fijo en 2005, han ido apareciendo mecanismos para defenderse. Existen distintos tipos de dispositivos que utilizan los conductores con el fin de evitar multas por exceso de velocidad, pero no todos son lícitos.

En España, la legislación vigente prohíbe algunos dispositivos y su uso conlleva la consecuente multa, de cantidad bastante más elevada que la que acarrea el exceso de velocidad.

Entre los dispositivos, el avisador de radar es completamente lícito, mientras que el inhibidor está prohibido. La utilización de otros, como el detector de radar, se encuentra en un “limbo” legal; te permiten circular con ellos pero te pueden inmovilizar el coche por llevarlos.