Cómo prevenir accidentes cuando somos peatones

Cómo prevenir accidentes cuando somos peatones Cómo prevenir accidentes cuando somos peatones

A medida que nos hacemos más mayores no tenemos la misma agilidad, el cuerpo se resiente un poquito y por este motivo ya no andamos a la misma velocidad que antes.

Todos somos peatones, todos los que nos desplazamos por la vía pública en algún momento dado actuamos como peatones. Los conductores de automóvil, motoristas, ciclistas… da igual cuál sea nuestro medio de transporte más utilizado; en realidad, todos somos peatones y tenemos que saber cómo prevenir accidentes cuando circulamos como tales. Todos, con mayor o menor frecuencia, nos movemos a pie por la vía pública, por lo que algunos consejos en este sentido siempre son de gran utilidad. Además, no olvidéis que un peatón siempre está más expuesto que un conductor o viajero.

A medida que nos hacemos más mayores no tenemos la misma agilidad, el cuerpo se resiente un poquito y por este motivo ya no andamos a la misma velocidad que antes. Es muy posible que cometáis alguna imprudencia si tenéis prisas y creéis que llegáis tarde, por este motivo es muy importante que os planifiquéis bien el tiempo que necesitáis para llegar al destino. De este modo llegaréis a tiempo a vuestra cita y seguiréis seguros en las calles de la ciudad.

Somos peatones al subir y bajar de un vehículo, extremar las precauciones

Si viajáis en coche, recordad que una vez salís por la puerta del coche os convertís en peatones. Es muy importante que salgáis siempre del coche por la puerta más próxima a la acera para prevenir posibles accidentes. ¡El resto de conductores cuentan con ello! Es una práctica que puede evitar posibles accidentes.

También cuando viajáis en autobús antes y después de subir a él sois peatones. Recordad que uno de los momentos más “delicados” para el peatón es la entrada y salida de medios de transporte público. En estas situaciones, las prisas, la falta de atención, o el hecho de encontrarnos rodeados de otros peatones, hacen que toda precaución sea poca. Aquí tiene unas recomendaciones elementales que le serán de gran ayuda.

  • Siempre tenéis que esperar el autobús en la acera, no en la calzada.
  • Al bajar, nunca crucéis por delante de él, ya que quedaréis oculto para el resto de vehículos.
  • En caso de perder el autobús, siempre es mejor esperar al siguiente que salir corriendo detrás.

Peatones, ¿Cómo les afecta la visión reducida?

El principal peligro de ser peatón es la exposición que se tiene a ser atropellado. Es muy importante viajar siempre por la acera, cruzar cuando haya paso de peatones y el semáforo esté en verde. Seguir las normas de tránsito es muy importante para evitar accidente.

Además, extremar las precauciones para aquellas personas con visión reducida es vital.

Es muy importante que sepáis que no siempre el riesgo de atropello está en relación directa con la mayor disminución de la capacidad visual. Tenéis que ser conscientes que siempre va a estar relacionado con la precaución que tiene el peatón, por este motivo aquellas personas con la capacidad visual reducida debe reconocer tanto su discapacidad como las limitaciones que ésta le impone.

Si quiere saber más información sobre la visión reducida cómo afecta a los atropellos podéis leer el artículo “Baja Visión y Seguridad Vial” de Médicos por la Seguridad Vial.