Cómo adelantar a un camión en carretera de forma segura

Cómo adelantar a un camión en carretera de forma segura Cómo adelantar a un camión en carretera de forma segura

En las carreteras conviven muchos tipos de vehículos, desde bicicletas o motocicletas, pasando por los autos, furgonetas, camiones… Cuando estamos inmersos en el tráfico rodado debemos tener presente que todos convivimos en un mismo espacio, y que a veces ese espacio es muy reducido.

Consecuentemente a su tamaño, cada vehículo tiene su parcela de calzada, y por tanto nosotros como conductores debemos saber cómo actuar con cada uno de esos vehículos, máxime cuando pretendemos realizar una maniobra de adelantamiento o rebase.

A medida que recorremos largas distancias por la carretera nos vamos a encontrar diversos momentos en los que un rebasamiento sea casi obligado. Si la carretera solo tiene un carril por cada sentido es normal que veamos con preocupación que la maniobra de rebasamiento es algo peligroso. Y si tenemos delante a un gran camión, más todavía.

Para rebasar a un gran camión sin peligro debemos observar unas reglas muy importantes:

  1. Debemos tener la mejor visibilidad por delante del camión para empezar a pensar la maniobra.
  2. Debemos alcanzar la velocidad más alta posible antes de emprender el cambio de carril que nos permita adelantar.
  3. Dependiendo de la carretera, es recomendable reducir una o dos marchas para que el motor gire más deprisa y conseguir la potencia necesaria. Si el auto es automático, pisaremos a fondo el acelerador y el vehículo reducirá solo de marcha.
  4. Si observamos que no será posible terminar la maniobra sin peligro porque haya surgido un contratiempo, intentaremos abortarla y volver detrás del camión, antes de seguir intentando terminar y ponernos en mayor peligro.
  5. Ante la duda no empezaremos a rebasar al camión y esperaremos la mejor oportunidad.
  6. La regla de oro es que el adelantamiento debe ser lo más rápido posible.

En ocasiones, puede ocurrir que, una vez iniciada la maniobra, vemos que un vehículo se aproxima hacia nosotros de frente, entonces debemos evaluar si nos da tiempo a realizar la maniobra con seguridad o es mejor abortarla, en cuyo caso es muy importante cerciorarnos de que no hay ningún vehículo tras nosotros adelantando también.

Por todo ello el mejor consejo que podemos dar es estar totalmente seguros de que seremos capaces de terminar la maniobra antes de iniciarla y que tenemos las suficientes condiciones de visibilidad para realizarla.

Y si dudamos, no sucede nada por seguir camino tras el camión, hasta que veamos que podemos realizar la maniobra con total seguridad.