Cruzar antes de mirar, peatón no te fíes sólo de tu oído

Cruzar antes de mirar, peatón no te fíes sólo de tu oído Cruzar antes de mirar, peatón no te fíes sólo de tu oído

Caminar por la ciudad puede ser muy agradable, pero no podemos olvidar que en la ciudad hay cada día más automóviles. Como peatones debemos ser conscientes de los riesgos para ser prudentes y evitar atropellos, que lamentablemente todavía se siguen produciendo.

Pero no es cuestión de asustarse y no salir a caminar, ni disfrutar de la ciudad. Tenemos que caminar más. No solo porque sea la forma de desplazamiento más sencilla y asequible para movernos de un lugar a otro, sino también porque es la forma más sencilla de actividad física para cuidar nuestra salud. Los médicos nos recomiendan caminar.

No todas las personas tienen una condición física deportiva que les permita salir a correr o practicar deporte, pero en cambio sí pueden caminar para hacer ejercicio y mantenerse en forma.

Cuando somos peatones hay varias recomendaciones muy útiles para ser más precavidos y evitar accidentes al subir o bajar del coche o del autobús, y viene bien tener presente también esta lista de consejos para cruzar la calle con total seguridad. Por supuesto lo más fundamental es cruzar siempre por los pasos para peatones, y nunca por mitad de la calle, por donde no hay un paso de cebra. Y si hay semáforo, solo cuando esté en verde para los peatones.

Es algo que nos debemos dejar de repetir nunca, porque lamentablemente es una mala costumbre que se ve muy habitualmente en la ciudad y que implica un riesgo mucho más alto de sufrir un atropello. En España, por culpa de los atropellos, mueren más de 200 personas al año en ciudad.

Y hay otra mala costumbre bastante arraigada, la de ir con prisas, no mirar bien y fiarnos del oído, confiando en que si no oímos el ruido del motor de un vehículo, es que no viene nadie y podemos cruzar la calle.

Siempre, siempre, siempre, antes de cruzar la calle hay que mirar a ambos lados. Es más, con la edad suele ir perdiéndose capacidad auditiva y esto es tanto más importante, sobre todo porque muchas veces hemos perdido algo de oído pero no nos hemos dado cuenta. Además con carácter general deberíamos revisar nuestro oído de vez en cuando para asegurarnos de que oímos bien.

Hay otro aspecto a tener en cuenta, los coches son cada vez menos ruidosos, y además hay nuevos modelos, como los coches híbridos o los coches eléctricos, que se pueden mover a baja velocidad de manera silenciosa, casi sin hacer ruido. Razón de nuevo para no fiarnos solo de nuestro oído y mirar bien.

Ya lo dice la escritora Julia Navarro, tenemos que andar por la calle con siete ojos.