Vehículos inmovilizados: ¿es necesario pasar la ITV?

Vehículos inmovilizados: ¿es necesario pasar la ITV? Vehículos inmovilizados: ¿es necesario pasar la ITV?

Una duda muy común, que posiblemente muchos de vosotros también os planteéis, es si es necesario pasar la ITV de un vehículo que ya no es utilizado para circular, y si no hacerlo puede conllevar la imposición de una multa. Desde Fundación MAPFRE os explicamos más sobre los aspectos relacionados con la ITV con el fin de aclarar las posibles dudas a este respecto.

En primer lugar, recordamos a los más despistados que la ITV es una inspección técnica cuyo objetivo es determinar si el vehículo es seguro o no para circular en la vía pública, además de revisar aspectos como la expulsión de emisiones contaminantes o el consumo de combustible, entre otros. 

Así pues, la ITV es independiente del hecho de si el vehículo circula o no, lo que determina esta inspección es si el vehículo está capacitado para circular con seguridad por la vía pública. Por lo tanto, sí, es necesario que nuestro vehículo pase la ITV aunque no lo utilicemos para circular. El factor determinante es si el vehículo está dado de alta.

Si no paso la ITV, ¿me pueden multar?

Las autoridades responsables de controlar el tráfico pueden comprobar si un vehículo ha pasado o no la ITV de manera muy sencilla, gracias a la información que le proporciona el programa ITICI. Así por ejemplo, en el momento en que la Guarda Civil vea circulando un vehículo con la ITV caducada puede efectuar la denuncia correspondiente de manera casi inmediata. 

En definitiva, si un vehículo está dado de alta y en regla, pero no ha pasado la ITV, el responsable puede ser sancionado y recibir la correspondiente multa. Lo más recomendable es no mantener de alta un vehículo que no vamos a utilizar, porque no solo nos arriesgamos a recibir una posible multa por no pasar la ITV, sino que además estaremos pagando los impuestos correspondientes para nada. 

Desde Fundación MAPFRE consideramos fundamental que conozcáis aspectos como este para que no os sorprendan con multas como a la que os exponéis si vuestro vehículo no ha pasado la ITV. Si estáis seguros de no utilizar vuestro vehículo para circular, lo mejor es que lo deis de baja en el registro y así evitar el pago innecesario de impuestos o posibles sanciones.