Sanciones: multas por hablar por el móvil al volante

Sanciones: multas por hablar por el móvil al volante – Seguridad Vial Para Mayores Sanciones: multas por hablar por el móvil al volante – Seguridad Vial Para Mayores

Entre las sanciones de tráfico con mayor incremento en los últimos años encontramos las multas por conducir hablando por el móvil, impuestas a todas aquellas personas que utilicen su dispositivo móvil mientras conducen un vehículo a motor. Todos sabemos sobre ellas pero, ¿qué repercusión tiene realmente hablar por el móvil al volante? ¿Cómo se notifica la multa o qué datos deben aparecer en la notificación? Desde Fundación MAPFRE respondemos a estas y otras preguntas, para que dispongáis de toda la información necesaria sobre este tipo de sanciones.

En primer lugar, cabe mencionar que los riesgos asociados a conducir hablando por el móvil han sido comprobados a través de diferentes estudios. Esta imprudencia reduce considerablemente la capacidad de reacción del conductor, elevando la probabilidad de causar o sufrir un accidente de tráfico que podría haberse evitado. La emisión de sanciones contra esta práctica queda por tanto totalmente justificada ya que pone en peligro la seguridad del conductor y la del resto de usuarios en la vía.

Multas por hablar por el móvil al volante: notificación de las sanciones

Como el resto de multas de tráfico, las sanciones por conducir hablando por el móvil deben notificarse en el momento en que se cometa la infracción. Los conductores, conscientes de que esta práctica está prohibida, suelen dejar el móvil a un lado en cuanto ven un dispositivo policial cerca.

Debido a la rápida reacción de los conductores cuando se percatan de la presencia de la policía, las circunstancias más habituales en las que un conductor es multado por conducir hablando por el móvil son dos. Una de ellas es que los conductores sean vistos por un policía de paisano que les pida detener el vehículo para emitir la correspondiente multa. La otra, que la infracción sea observada por helicópteros encargados de vigilar el tráfico desde el aire, en cuyo caso, tomarán una fotografía de la infracción y de la matrícula, y la notificación de la multa llegará tiempo después al domicilio del conductor.

También es posible, aunque muy poco probable, que en la fotografía que haga un radar a un vehículo por exceso de velocidad se aprecie al conductor hablando por el móvil y se imponga la correspondiente multa.

Sanciones por hablar por el móvil al volante: importe y regulación

La prohibición de conducir utilizando dispositivos móviles queda recogida en el artículo 18.2 del Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1190, de 2 de marzo.

Los datos que deben aparecer en la multa por conducir hablando por el móvil, al igual que en el resto de sanciones de tráfico, es la identificación del conductor, la del vehículo, el lugar de la infracción, el día y hora en que se cometió y, por supuesto, el motivo de la infracción, además del importe y los puntos que serán retirados del carné de conducir del conductor sancionado por cometer la infracción.

Además, es importante saber que si la multa no se notifica en el momento de la infracción, la notificación debe acompañarse de una fotografía o alguna prueba que acredite que la persona hablaba por el móvil mientras conducía.

Esta práctica es considerada por la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial como una infracción grave. El importe de una multa de tráfico por una infracción de este tipo asciende aproximadamente a los 200 euros, pudiendo reducir la cantidad en un 50% si el pago se realiza durante el periodo voluntario, es decir, durante los 20 días siguiente a la notificación de la multa. No obstante, es importante señalar que, además de la sanción económica, conducir hablando por el móvil conlleva también la pérdida de 3 puntos del carné de conducir.

Desde Fundación MAPFRE valoramos positivamente la función de concienciación que cumple la sanción de prácticas arriesgadas al volante como lo es hablar por el móvil mientras se conduce. Aunque puedan resultar inconvenientes a nivel económico, las sanciones de tráfico ayudan a disuadir a los conductores de cometer este tipo de infracciones y contribuyen por tanto a incrementar la seguridad en nuestras carreteras.Ser precavido y conducir con responsabilidad es crucial.