Comparativa de neumáticos: neumáticos de invierno o verano

Comparativa de neumáticos: neumáticos de invierno o verano Comparativa de neumáticos: neumáticos de invierno o verano

Desde Fundación MAPFRE os aconsejamos incorporar progresivamente a vuestro vehículo neumáticos de invierno ya que, según los resultados obtenidos en una comparativa de neumáticos realizada por la Dirección General de Tráfico en colaboración con el Consorcio Nacional de Industriales del Caucho, este tipo de neumáticos responde mejor que los neumáticos convencionales o de verano en situaciones extremas.

El objetivo de la comparativa de neumáticos realizada era comprobar la respuesta de un mismo coche en una misma situación extrema, con neumáticos de verano o de invierno. Las pruebas incluidas en dicha comparativa de neumáticos constaban de cinco etapas distintas: una frenada en pista deslizante mojada que simulaba el hielo, una curva en piso deslizante, un circuito entre conos en asfalto seco, una aceleración desde parado en mojado y una prueba estática que servía para comprobar las virtudes de los neumáticos de invierno frente a los distintos tipos de cadenas.

En relación al desarrollo de las pruebas llevadas a cabo en la comparativa de neumáticos, se pueden extraer tres conclusiones principales: los neumáticos de invierno son más prácticos que las cadenas y más seguros que los de verano en la época de frío; la capacidad de frenada ante situaciones adversas es mayor en los neumáticos de invierno; y, por debajo de los 7°C, los neumáticos de invierno son más fiables que los convencionales gracias a su composición y dibujo de la banda de rodadura.

Comparativa de neumáticos: ventajas de los neumáticos de invierno

Debido principalmente a dos factores, los compuestos de goma utilizados en su fabricación y el dibujo de su banda de rodadura, los neumáticos de invierno presentan mejores prestaciones que los neumáticos de verano con temperaturas bajas, especialmente cuando son inferiores a los 7°C. Además, no solo son aptos para circular sobre nieve o hielo sino que los neumáticos de invierno proporcionan también más seguridad y eficacia en cualquier otra situación climatológica adversa, como por ejemplo, asfalto seco con temperaturas muy bajas o conducción con lluvia.

Así, las principales ventajas de los neumáticos de invierno frente a los convencionales en temporada invernal son: mejor capacidad de tracción en cualquier situación; reducción del riesgo de aquaplaning; capacidad de frenada superior, en especial a lo que a distancia de frenada se refiere; posibilidad de circular sobre nieve, lo que hace innecesario el uso de cadenas; y mayor seguridad sobre hielo o nieve que con el uso de neumáticos de verano y que con cadenas.

Por todo ello, y con la finalidad de promover la seguridad vial en las carreteras, disminuir el número de víctimas en accidentes de tráfico y asegurar la movilidad de los usuarios, la DGT y los fabricantes de neumáticos recomiendan el montaje de neumáticos de invierno durante los meses de meteorología adversa.

Comparativa neumáticos: Recomendaciones Fundación MAPFRE

En Fundación MAPFRE nos sumamos a su recomendación y os invitamos a sustituir los neumáticos convencionales de vuestro vehículo por neumáticos de invierno, especialmente aquellos de vosotros que viváis en zonas donde las condiciones climatológicas pueden ser más adversas durante la temporada invernal. Más allá de los costes económicos, la apuesta por neumáticos de invierno está justificada por el aumento de vuestra seguridad en la carretera. No obstante, no olvidéis que cualquier tipo de mejora técnica o dispositivo de seguridad que incorporéis a vuestro vehículo ha de ir siempre acompañado de una actitud responsable al volante.