¿Se ha hecho todo en seguridad vial? 24 medidas que reducirían la siniestralidad vial en España

¿Se ha hecho todo en seguridad vial? 24 medidas que reducirían la siniestralidad vial en España ¿Se ha hecho todo en seguridad vial? 24 medidas que reducirían la siniestralidad vial en España

Las víctimas mortales en accidentes de tráfico en España crecieron un 0,4% en España durante el año 2014. Muchas son las voces que se han alzado indicado que se ha producido un estancamiento pero, ¿qué se puede hacer para seguir reduciendo la siniestralidad vial? Fundación MAPFRE ha elaborado el informe “Planes estratégicos europeos de seguridad vial. Propuestas de acción en España”, un trabajo en el que se proponen 24 medidas que contribuirían al Objetivo Cero fallecidos. Desde medidas que abogan por reducir la velocidad, mejorar las carreteras, hasta otras que inciden en la importancia de trabajar con y para los más mayores.

Para este trabajo se han analizado los planes estratégicos de seguridad vial de países líderes en seguridad vial y se han sacado diferentes conclusiones y propuestas:

El informe elaborado por Fundación MAPFRE propone, en el terreno de la persona, insistir en la educación vial, con especial atención al ejemplo de los padres, abuelos, profesores… También hacer hincapié en la vigilancia de las drogas al volante y el alcohol, así como apostar por el conductor 2.0: pasar del mero cumplimiento de las normas (aún imperfecto) a una conducción más solidaria y cooperativa, en particular en relación con los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motocicletas). Igualmente, se aboga por la formación continua a lo largo de la vida adulta, así como en la formación en primeros auxilios y en la posibilidad de evaluar los beneficios de los sistemas de acceso gradual al permiso de conducir.

En lo que se refiere a usuarios mayores, se hace hincapié en la vía, vehículos, el refresco de conocimientos, reconocimientos… una revisión general del sistema vial (vías, vehículos, normas…) desde el punto de vista de las personas mayores, así como una mayor investigación en las relaciones entre el envejecimiento y seguridad vial.

En el ámbito del vehículo, se propone promover la difusión de nuevas tecnologías en los vehículos, diseñar una hoja de ruta para la incorporación como equipo de serie de sistemas avanzados como ‘aviso de cambio de carril’ o sistema de frenada automática de emergencia y apoyar la renovación del parque de vehículos, especialmente cuando aporten un salto hacia adelante en cuanto a la mejora de su equipamiento de seguridad. También se destaca la necesidad de anticipar posibles efectos del vehículo conectado y del vehículo autónomo.

Para la vía, se propone auditoría del estado y necesidades de mantenimiento de la red vial, el fomento del uso de las vías más seguras, la extensión progresiva a las vías secundarias de la directiva europea de gestión de la seguridad vial de las infraestructuras: auditorías e inspecciones de carretera, extensión del uso en vías interurbanas de líneas sonoras longitudinales, ensayo vías “2+1” y programa de “vías intuitivas o legibles”.

En este sentido, el informe apunta que las vías desdobladas han salvado la vida de 18.370 personas entre 2004 y 2013 y que, si las vías convencionales fueran tan seguras como las desdobladas, se salvarían todos los años 752 vidas. ‘Requiere de una inversión importante pero es el potencial que tenemos’, ha añadido el Director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE.

Y esto no es todo. Se ha cuantificado que las vías 2+1 (vías de dos carriles para un mismo sentido y uno sólo para sentido contrario y que se van alternando) podrían salvar la vida de 338 personas todos los años.

En lo que se refiere a velocidad, se insta a que en zona urbana se fomenten las zonas con velocidad máxima de 30 km/h, el fomento de las tecnologías de ayuda a la elección de velocidades seguras y se propone en el ensayo de vías a 90 km/h. ‘No hace falta legislar. Podemos ver los efectos con ensayo. Así podremos tomar decisiones más fiables’, ha indicado Jesús Monclús durante la presentación del informe y las propuestas.

El elemento entorno también cuenta con propuestas como ‘empresas seguras’, donde se promueve la formación para todos los trabajadores, el desarrollo de marcos de trabajo que favorezcan la seguridad vial (horarios, precios, rutas…), tecnología de control de flotas aplicada a la seguridad vial… También se proponen entornos escolares seguros, la promoción de buenos ejemplos sociales y refuerzo del papel de los medios de comunicación.

Para Jesús Monclús, Director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE: “llevamos hablando de la visión cero más de una década y creemos que es el momento para redoblar todos los compromisos, esfuerzos e inversiones, explorar numerosas oportunidades de acción y comprometernos con el Objetico Cero para el año 2050 en carretera y para 2030 en ciudad”.

Os invitamos a descargar los dos informes elaborados por Fundación MAPFRE: