Qué hacer si nos encontramos un accidente en carretera

Qué hacer si nos encontramos un accidente en carretera Qué hacer si nos encontramos un accidente en carretera

Los accidentes ocurren, y en cuestión de tráfico es algo que no nos debe resultar extraño. Las cifras de la DGT se suelen referir a fallecimientos, y en menor medida a los heridos, pero no todos los accidentes tienen que resultar en fallecimiento. La cuestión que nos interesa hoy es qué hacer si presenciamos un accidente en la carretera, porque de lo que hagamos puede depender la salud de los implicados en el mismo.

En primer lugar, nunca debemos pasar de largo si presenciamos un accidente, y no están presentes las fuerzas de seguridad, o los sanitarios. Es decir, si delante de nosotros sucede un accidente estamos obligados a prestar ayuda, además de ser algo lógico y humano, un acto de civismo y de solidaridad. No importa si sabemos practicar los primeros auxilios, o no: siempre podemos ayudar en la medida de nuestras posibilidades.

PAS: Proteger, Avisar, Socorrer

Como decimos, no debemos pasar de largo ante un incidente que presenciemos. La omisión de socorro es un delito, porque cualquier persona puede ayudar. Es diferente si pasamos por un lugar en el que hubo un accidente, pero se encuentra ya controlado por los sanitarios y por la guardia civil, o la autoridad que corresponda. En ese caso no tenemos por qué detenernos, como es lógico.

En caso de ser de utilidad, nuestra primera preocupación debe ser Proteger la zona. Debemos señalizar convenientemente el accidente, de forma que los demás conductores estén sobre aviso, colocando triángulos de señalización y, sobre todo, teniendo bien claro que el herido (o los heridos) se encuentren a salvo de atropellos. Y, por supuesto, nosotros también debemos estar seguros y no ser un obstáculo para los demás.

El acto de proteger puede ser más o menos complejo porque depende de la magnitud del accidente, de si tenemos ayuda de otros conductores o no, de si hay muchos restos esparcidos por la calzada. Lo mínimo que debemos hacer, y que cualquier persona puede hacer, es conseguir que el resto de conductores esté sobre aviso de la zona del accidente, para que circulen con precaución.

Avisar es la segunda tarea, y es de suma importancia. Con ello pondremos sobre aviso a la asistencia sanitaria, y el método para hacerlo es llamar al 112 desde nuestro teléfono móvil (o desde cualquier móvil en cualquier situación, incluso sin cobertura o sin haber introducido el código PIN). 

Los operadores del 112 seguirán un protocolo que consiste en una serie de preguntas que debemos responder con tranquilidad, y dando todos los detalles necesarios. Es de vital importancia mantenerse tranquilos y responder con serenidad,para facilitar la labor a los sanitarios, y que tengan previsto qué va a encontrar en la escena del suceso. También debemos dar nuestros datos y número de teléfono, por si han de ponerse en contacto con nosotros por cualquier motivo.

Socorrer es la última tarea que podemos hacer. En este caso, sólo si disponemos de conocimientos o formación en primeros auxilios deberíamos hacer algo. O dicho de otro modo, si no sabemos cómo actuar, lo mejor es no hacer nada. Es probable que una acción bienintencionada pueda ser incorrecta y desembocar en lesiones, o lesiones más graves para los accidentados. En el caso de tener dudas, esperaremos a los servicios sanitarios procurando mantener protegida la zona, dentro de nuestras posibilidades.