¿Cómo evitar deslumbramientos y cómo actuar en caso de sufrirlos?

¿Cómo evitar deslumbramientos y cómo actuar en caso de sufrirlos? ¿Cómo evitar deslumbramientos y cómo actuar en caso de sufrirlos?

¿Es inevitable sufrir deslumbramientos? Lo cierto es que podemos hacer mucho para evitarlos. No podemos olvidar que comparado con un adolescente de 16 años, una persona de 55 años necesita ocho veces más tiempo para recuperarse de un deslumbramiento. Desde ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, les ofrecemos claves para no tener que pasar por este molesto y problemático efecto y cómo actuar en caso de sufrirlo. Y es que nos puede acarrear más de un disgusto.

  • Debemos revisar nuestra vista con frecuencia. A partir de los 40 años nuestra vista empieza a deteriorarse. Esta revisiones detectarán y minimizarán los problemas de enfermedades como la diabetes, el glaucoma o las cataratas, tal y como se indica en ‘Mayores circulando’ (PDF, 1,25 MB), de Fundación MAPFRE.
  • La posibilidad de sufrir un accidente es tres veces mayor por la noche que por el día. Debemos aceptar los límites que la edad nos impone en la visión y tratar de conducir el menos tiempo posible por la noche y en condiciones de escasa visibilidad. Además, no podemos obviar que las posibilidades de sufrir deslumbramiento durante las noches son muchas (faros de otros coches, iluminación inadecuada…)
  • Mantén siempre el parabrisas y los faros bien limpios. Evitarás deslumbramientos para ti y para el resto de conductores. Un cristal sucio hace que aumenten las posibilidades de sufrirlos, ya que el sol se refleja en los restos de suciedad. Mantelo limpio tanto por fuera como por dentro. Por este motivo, debemos asegurarnos también de llevar el limpiaparabrisas lleno.
  • Usar gafas de sol ayuda a evitar la fatiga visual y reduce las posibilidades de deslumbramiento. Procura que sean polarizadas y compradas en tiendas homologadas. Os invitamos a visitar el artículo ‘¿Demasiado sol para la vista? Lleva una gafa de sol adecuada para conducir’ para elegir el mejor tipo de gafa.
  • Si vemos que podemos sufrir un deslumbramiento por la situación del sol, es recomendable parar en un lugar seguro y esperar a que el sol cambie de dirección.
  • Parar con frecuencia. De esta forma, descansaremos también nuestros ojos. El descanso es vital.
  • El parasol nos ayudará a reducir los deslumbramientos en momentos puntuales. Sin embargo, recuerda que nos reduce visibilidad.
  • En caso de sufrir un deslumbramiento, tenemos que mantener la calma. Sigue la trayectoria y disminuye la velocidad pero no frenes de golpe. Si reducimos la velocidad a la que os desplazamos de manera paulatina, tendremos más espacio de reacción.
  • Por supuesto, hay que estar atento al resto de conductores y a sus posibles deslumbramientos. Mira por el retrovisor para ampliar tu campo de visión.
  • Por último, evita usar el coche en las horas de más deslumbramiento, es decir, a la salida y puesta de sol.