¿Cómo debo reaccionar ante una lluvia intensa o si mi coche queda atrapado?

¿Cómo debo reaccionar ante una lluvia intensa o si mi coche queda atrapado? ¿Cómo debo reaccionar ante una lluvia intensa o si mi coche queda atrapado?

Estás conduciendo y de repente comienza a llover. ¿Cómo debo reaccionar? ¿Qué debo hacer si me quedo atrapado por una riada o en un socavón de agua? En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, os damos una serie de consejos y pautas para evitar que esto ocurra y qué hacer si pasa. 

En primer lugar, queremos destacar la importancia de consultar con frecuencia la situación climatológica, especialmente si vamos a realizar viajes largos y en periodos de fuertes lluvias. Un sitio idóneo para realizar esta consulta es en la web de la Agencia Estatal de Meteorología (AMET). Comprueba también el estado del tráfico, puedes hacerlo en nuestra aplicación ‘Incidencias del tráfico’.

Si tenemos que conducir a pesar del mal tiempo, es muy importante que nuestro coche se encuentre en perfectas condiciones, especialmente frenos, neumáticos (tanto el dibujo, que deben estar por encima del 1,6 mm, como la presión), luces (equilibradas, que funcionan todas, su intensidad…) y limpiaparabrisas. 

Y es que es necesario que llevemos siempre las luces puestas para que podamos ver y ser vistos por el resto de usuarios, tanto de día como de noche y especialmente en condiciones adversas como lluvia intensa. 

Una vez que tenemos nuestro vehículo en perfectas condiciones y hemos realizado las consultas oportunas, podemos ponernos en marcha pero siempre siendo especialmente precavidos y si consideramos que es especialmente necesario realizar ese viaje. En caso de lluvia, sobre todo si es intensa, debemos evitar pasar por balsas de agua, ya que aumentan las posibilidades de sufrir aquaplanning. En caso de ocurrir, debemos sujetar con firmeza el volante, no acelerar y no frenar en ningún caso. 

Igualmente, aumenta la distancia de seguridad, adapta tu velocidad a las circunstancias del tráfico, evita realizar adelantamientos (sobre todo en vías de doble sentido) y presta especial atención a los usuarios vulnerables. 

Por supuesto, evita circular por badenes inundados, ya que desconocemos su profundidad, o zonas anegadas, ya que podemos ser arrastrados por la corriente. No estaciones tu vehículo en zonas de riesgo como pueden ser cerca de ríos (posibles riadas), badenes, curvas…

¿Qué hacer si nos quedamos atrapados por el agua? Si el coche se inunda, debemos esperar que se iguale la presión para poder abrir la puerta para salir, ya que de lo contrario no podremos. Lo más importante: mantener la calma. En caso de no poder salir del coche, no debemos quitarnos el cinturón de seguridad para minimizar posibles impactos por el desplazamiento del coche. Llama a emergencias (112) y pide auxilio. Procura hacerte ver para que el resto de usuarios se percaten de tu presencia y puedan ayudarte. 

Debemos procurar no conducir en momentos de lluvia intensa o nieve. Sin embargo, si nos vemos obligados a hacerlo, procura seguir estos consejos para evitar correr riesgos.