¿Alergia? Consejos para una conducción sin sobresaltos

¿Alergia? Consejos para una conducción sin sobresaltos ¿Alergia? Consejos para una conducción sin sobresaltos

Cerca de ocho millones de españoles sufren alergia a pólenes y sus síntomas se ven agravados en esta época del año. La alergia puede ser un factor peligroso para la seguridad vial, si no tenemos cuidado. En "Seguridad Vial para Mayores" te damos una serie de consejos para que la alergia no se convierta en un obstáculo para tu conducción. 

Según las previsiones de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el nivel de intensidad de la alergia al polen para esta primavera será elevado en Andalucía, moderado en todo el centro peninsular y leve en el resto de España (puedes consultar los niveles en la web www.polenes.com). Estornudos, lagrimeo, congestión nasal, picor en los ojos…sus síntomas son muy parecidos a los de un resfriado y en cuestión de segundos pueden conseguir que perdamos el control del volante.

El picor o cosquilleo en la nariz producen más de 5 estornudos por minuto. Hay que tener en cuenta que cada estornudo equivale a 2-3 segundos y que en una sucesión de veinte estornudos un coche a 120 Km/h, de velocidad, recorre alrededor de 660 metros casi sin control por parte del conductor. Así se desprende del informe "Alergias: un peligro invisible", realizado por el Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE.

Una medicación apropiada es la mejor indicación. Sin embargo, es muy importante que el medicamento prescrito por el facultativo médico no esté contraindicado para la conducción. Es algo que debemos consultar. Afortunadamente, hoy por hoy hay medicación para la alergia (antiestamínicos) que no afectarán a nuestras capacidades para conducir.

Además de la medicación adecuada, podemos poner en práctica multitud de consejos al volante:

  • Llevar las ventanillas cerradas para evitar que el polen entre en el vehículo.
  • Instalar filtros que eviten el paso del polen al interior del coche cuando se encienda el aire acondicionado (filtros antipolen).
  • Utilizar gafas que eviten la máxima capacidad de luz. Las gafas de sol protegen los ojos de alérgenos, reduciendo el lagrimeo y picor.
  • No automedicarse.
  • Cuando le receten antihistamínicos, indíquele a su médico que es conductor.
  • Limpie el coche con frecuencia para eliminar ácaros de moquetas y tapicerías y productos líquidos para ventanas, salpicadero, etc. especialmente si ha transportado animales.
  • Evite realizar los viajes durante el atardecer o el amanecer, ya que hay más concentración de polen.
  • Procure no dejar el automóvil en zonas húmedas.
  • Es importante comenzar el tratamiento para la alergia dos o tres días antes de iniciar un viaje ya que los efectos sedativos disminuyen al adaptarse el organismo.

Os invitamos a ver el vídeo de la Doctora María Abad Martínez para "Médicos por la Seguridad Vial", Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE para prevenir los efectos de la alergia y sus síntomas durante la conducción.