Cuatro de cada diez condenas realizadas en 2014 han sido por delitos contra la Seguridad Vial

Cuatro de cada diez condenas realizadas en 2014 han sido por delitos contra la Seguridad Vial Cuatro de cada diez condenas realizadas en 2014 han sido por delitos contra la Seguridad Vial

Las sentencias condenatorias en España por delitos contra la seguridad vial han sido de 92.682 en 2014. Se trata de 9.300 más que en el año anterior, un incremento del 11%. Así lo ha dado a conocer el Fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, quien ha dado a conocer los datos estadísticos de la Memoria de la Fiscalía de Seguridad Vial sobre  los procedimientos tramitados por delitos contra la seguridad vial en 2014. En opinión del Fiscal de Seguridad Vial, “esto se debe al funcionamiento eficaz de la justicia penal” y no a que se estén cometiendo más delitos, ya que el número de casos desciende.  

En lo que se refiere a los procedimientos incoados, escritos de acusación y sentencias condenatorias por delitos contra la seguridad vial, durante el 2014 se han registrado 108.843, mientras que en 2013 fueron 114.854, lo que indican una tendencia a la disminución del número de asuntos. 

Con ello, durante el 2014 se han realizado 92.682 sentencias condenatorias y 90.621 acusaciones (83.382 y 95.199 respectivamente durante el año 2013). De esta forma, el 38,4% de las 241.039 sentencias condenatorias dictadas en España ha sido por delitos contra la seguridad vial. 

Cataluña es la Comunidad Autónoma donde se han registrado un mayor número de sentencias condenatorias por delitos contra la seguridad vial (21.107), seguida de Andalucía (17.081), Madrid (11.801) y Comunidad Valenciana (10.093). El Fiscal coordinador de Seguridad Vial ha señalado que se debe tener en cuenta la mayor población y el mayor número de desplazamientos turísticos que se registran como factores influyentes. 

Hay que destacar que de cada 100 acusaciones que presenta el Ministerio Fiscal, 85 son aceptadas. En 2013 era del 73. Esto se debe a la mayor labor de coordinación y unificación de criterios, así como el mayor esfuerzo de los órganos judiciales.

En este sentido, los delitos contra la seguridad vial han representado el 43,1% de los 195.300 procedimientos que se tramitaron como juicios rápidos en los Juzgados de instrucción de toda España.  Señalar que el 77,4% de los procedimientos incoados (108.241) y el 81% de los escritos de acusación (90.621) se efectuaron por el trámite de Diligencias Urgentes. 

Los datos indican que 4 de cada 10 actuaciones diarias de los Juzgados de Guardia son por delitos viales; 1 de cada 3 escritos de acusación que presenta el Ministerio Fiscal es por estas infracciones penales y 4 de cada 10 condenas que dictan cada día los Tribunales son por delitos contra la seguridad vial.

Según los distintos delitos:

  • Durante el año 2014 se realizado 493 acusaciones y 454 sentencias condenatorias por exceso de velocidad punible (artículo 379.1 del Código Penal). En total, 1.456.174 expedientes administrativos y 752 procedimientos penales. La mayor parte de estos casos son por radares. Y es que, aunque se ha producido un incremento en las sanciones por exceso de velocidad, han disminuido aquellos casos en los que se registran excesos de velocidad muy altos que llegan a ser delito. Además, en opinión del Fiscal de Seguridad Vial, muchos no se detectan. Por este motivo, ha anunciado que se van a incrementar los esfuerzos y la eficacia. 
  • La mezcla de alcohol, drogas y conducción se sitúa como el gran problema para la seguridad vial. Así, se han realizado 57.623 acusaciones del Ministerio Fiscal y 58.607 sentencias condenatorias. Con todo ello, durante el 2014 se han realizado 104.092 expedientes administrativos por alcohol más drogas (103.085 en 2013), 94.638 expedientes administrativos por sólo alcohol (100.506 en el año anterior) y 9.454 expedientes administrativos por sólo drogas (2.579 en 2013). En total, 69.340 frente a los 72.430 del año 2013. 
  • La negativa a someterse a las pruebas de alcohol y drogas en los controles ha supuesto 2.471 acusaciones del Ministerio Fiscal y 5.554 sentencias en 2014. Al respecto, Bartolomé Vargas considera que los conductores son cada vez más conscientes que no someterse a estas pruebas no merece la pena, ya que supone la misma condena que dar positivo (artículo 383 del Código Penal).
  • En lo que se refiere a conducción temeraria (artículo 380 CP), se han contabilizado 1.868 acusaciones y 1.798 sentencias. Además, se han realizado 6.806 expedientes administrativos y realizado 2.588 procedimientos penales. También se han llevado a cabo 205 acusaciones y 162 sentencias según el artículo 381 del Código Penal, por manifiesto desprecio por la vida de los demás (conducir en sentido contrario, competiciones de velocidad…). 
  • Conducir sin permiso (artículo 384 del CP) ha supuesto 27.900 acusaciones del Ministerio Fiscal en 2014 y 26.045 sentencias. Moderado incremento respecto al año anterior, cuando se realizaron 24.668 sentencias. En 2014 también se han realizado 45.567 expedientes administrativos y 33.883 procedimientos penales. 
  • En lo que respecta a la creación de un grave riesgo para la circulación, se han interpuesto 61 acusaciones y realizado 62 sentencias. Con todo ello, se han realizado 2.982 expedientes administrativos (2.219 en 2013) y 396 procedimientos penales (411 en el año anterior). 

El Fiscal coordinador de Seguridad Vial ha detallado que la media mensual de internos por delitos contra la seguridad vial durante 2014 ha sido de 958, cifra similar a 2013. A fecha de 1 de julio, según Instituciones Penitenciarias, hay 742 personas en prisión por delitos viales (puede no ser sólo por este delito).

Igualmente, durante el año pasado se han gestionado 36.066 entradas por penas y medidas alternativas. De ellas, 54.000 penas han sido d multa, 35.769 han sido por trabajos en beneficio de la comunidad, 297 por programas de educación vial impuestos como condición para conceder la suspensión o sustitución de penas privativas de libertad. Igualmente se han impuesto 66.575 penas de privación de permiso de conducir.