Infografía: consejos para prevenir accidentes en el hogar

Infografía: consejos para prevenir accidentes en el hogar Infografía: consejos para prevenir accidentes en el hogar

Casi 10 mil personas fallecen el año por accidentes. Además, cerca de 300 mil reciben asistencia hospitalaria por lesiones, quemaduras y envenenamientos. Y es que los accidentes no sólo pueden ocurrir en la carretera. Con el objetivo de prevenir también este tipo de incidentes en el hogar, el lugar que debería ser más seguro para nosotros, hacemos referencia a una infografía publicada en el canal ‘Familia y Seguridad Vial’, también del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE.

Sin duda, evitar las caídas es una de las grandes preocupaciones según vamos cumpliendo años. Y es que según tenemos más edad, las consecuencias de estas caídas pueden ser determinantes. Al respecto, se aconseja mantener el suelo libre de obstáculos y tener precaución con las superficies mojadas, instalar elementos antideslizantes en la bañera, prestar una especial atención a ventanas y escaleras y mantener una buena iluminación en las zonas de paso y escaleras. Si contamos con niños, no debemos dejarlos en una superficie elevada como trona o cambiados.

Respecto a las intoxicaciones, se aconseja guardar todos los productos de limpieza y medicamentos en lugar a los que no puedan acceder los niños y siempre en sus envases originales. Tampoco debemos mezclar productos de limpieza, como lejía y amoniaco; y almacenar los alimentos adecuadamente, revisando siempre su fecha de caducidad.

Para evitar heridas y golpes, una buena opción es proteger las esquinas de mesas y muebles bajos de cristal, mantener fuera del alcance de los niños utensilios que puedan resultar peligrosos como cuchillos, tijeras y herramientas de bricolaje; y no situar objetos que puedan entorpecer el tránsito en escaleras y pasillos. 

Si queremos impedir la electrocución, se aconseja verificar con cierta frecuencia el funcionamiento del interruptor del diferencial, utilizar protectores para los enchufes, evitar colocar aparatos eléctricos en zonas donde pueda existir ambiente húmero, como el baño, no utilizar aparatos eléctricos cuando estemos descalzos o con las manos húmedas y no realizar manipulaciones caseras sobre la instalación eléctrica.

En lo que se refiere a los atragantamientos, es importante enseñar a los niños a masticar de manera correcta y trocear muy bien la comida de los más pequeños, evitar que corran, griten canten…mientras comen, y no forzarles a que coman mientras lloran. También debemos evitar que jueguen con globos pequeños, pues al inflarlos pueden aspirarlos, y tener especial cuidado con los objetivos pequeños que están al alcance de los niños, ya que podrían llevárselos a la boca.

Para evitar quemaduras, se recomienda evitar que los más pequeños estén en la cocina cuando estamos cocinando. Además, debemos procurar cocinar en los fuegos más alejados del borde y mantener el mando de la sartén siempre hacia dentro, no dejar en ningún lugar de la casa mecheros o cerillas a la vista de los niños y no dejar elementos productores de calor, como la plancha. Por supuesto, cuando vayamos a coger elementos que puedan estar calientes deberemos usar protectores.