¿Qué lesiones son más frecuentes en personas mayores después de un atropello?

¿Qué lesiones son más frecuentes en personas mayores después de un atropello? ¿Qué lesiones son más frecuentes en personas mayores después de un atropello?

El atropello a personas mayores es uno de los accidentes de tráfico que más se producen. De hecho, el 58% de los peatones fallecidos en 2013 tenía más de 65 años de edad. El estudio ‘Atropellos y personas mayores: lesiones, factores y propuestas’, realizado por Fundación MAPFRE, revela que el número de días que pasa en el hospital un peatón lesionado con más de 65 años de edad es mayor que el número de días que pasa hospitalizado un peatón lesionado más joven. Las lesiones también son más graves. 

El estudio elaborado por el Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE ha analizado las lesiones sufridas por 3.446 peatones mayores de 65 años atropellados en España entre los años 2009-2013. Entre las conclusiones, cabe destacar que las personas mayores de 65 años sufren más lesiones por atropello, comparativamente hablando, en la cabeza y las extremidades superiores que las personas menores de 65 años. Éstas últimas, por su parte, sufren más lesiones en el tronco y las extremidades inferiores.

De una manera detallada, el informe indica que los mayores de 65 años que han sufrido un atropello tienen más lesiones en la columna cervical, rodilla, cráneo y hombro. 

El número de días que pasa en el hospital un peatón lesionado con más de 65 años de edad es mayor que el número de días que pasa hospitalizado un peatón lesionado más joven. Las afectaciones nerviosas, a pesar de ser las que menos se producen, son las  que más tiempo medio de hospitalización requieren, seguidas de las lesiones en la cabeza. Por ejemplo, el 34% de las lesiones de cabeza ha requerido más de 100 días de hospitalización.

En lo que respecta a secuelas, el informe señala que el 50,7% de las secuelas que sufren los peatones mayores de 65 años son de carácter leve y únicamente el 1,2% son muy graves. En general, la gravedad de las secuelas en el caso de las personas con más de 65 años de edad es mayor que en el caso de los menores de esa edad. Cabe señalar que el 35,7% de los que han sufrido secuelas muy graves ha sido por una lesión en la cabeza y el 31% por una lesión de tronco. El 21,4% de las secuelas muy graves ha sido en el tronco. 

Si tenemos en cuenta el conjunto de personas atropelladas, el estudio señala que la lesión más frecuente por este tipo de accidente es el esguince o torcedura del cuello, seguido de la contusión de rodilla y la contusión sin pérdida de conocimiento. En lo que respecta a las lesiones con secuelas graves o muy graves, el esguince o torcedura del cuello sigue siendo el que más se produce, seguido de contusión sin pérdida de conocimiento y fractura de meseta tibial.

Si abordamos los accidentes con resultado de fallecimiento, hay que indicar que el 29% de las víctimas de atropellos de peatones fallecen por un shock traumático o una parada cardiorrespiratoria. La mayoría de los peatones fallecidos (el 70,7 % de las víctimas) sufren traumatismos cráneo-encefálicos (TCE).

Mantener una actitud responsable ayuda a evitar muchos de estos atropellos. Por este motivo, insistimos en la importancia de cruzar siempre por los pasos de peatones y, si hay semáforo, cuando éste lo indique. No deberemos cruzar hasta que los vehículos que vengan por ambos sentidos se hayan detenido completamente. Y es que nunca podemos prever cuál va a ser el comportamiento del conductor.